Si bien en las casas modernas había perdido cierto protagonismo a favor del salón, hoy recupera su esencia de estancia central e importante donde las haya. Y para lograrlo se ha reinventado como un espacio cómodo y agradable, donde todo debe resultar fácil. Aquí tienes todas las claves para tener una cocina más acogedora.

cocina más acogedora
Fuente: Emily Henderson

Si te digo que la cocina es uno de los espacios más importantes de la casa no te estoy descubriendo nada nuevo. En torno a ese espacio se prepara y se disfruta la comida, tanto el menú cotidiano de cada día como el de las ocasiones especiales. Allí desayunamos, comemos y, en definitiva, vivimos. Hoy te vamos a contar algunas ideas para que puedas tener una cocina más acogedora.

La clave está en la calidez, en la comodidad de uso que ofrezca para el día a día. En ocasiones las cocinas más vanguardistas pierden un poco esa sensación de confort, demasiado encorsetadas por materiales modernos, líneas rectas y aire minimalista.

Aquí tienes las claves que no te pueden faltar para recuperar una cocina más acogedora, esa con la que siempre has soñado. La estancia amable que se convierte en el centro de la casa, en el lugar de reunión de familia y amigos.

El orden, imprescindible en una cocina más acogedora

Fuente: Home My Design

No hay vuelta de hoja. Es imposible tratar de conseguir una cocina más acogedora si no atajamos antes algunos problemas que pueda tener. Es el caso del orden, un componente fundamental en cualquier cocina que pretenda ser cómoda y agradable. Si en la tuya brilla por su ausencia, ya sabes por dónde debes comenzar la transformación: acabando con el caos e instaurando una suerte de régimen estructurado en pro del orden.

También te puede interesar:  Perfiles decorativos de madera de Porcelanosa

Para ello comentaremos algunos factores a tener en cuenta, como el hecho de disponer de armarios de cocina de gran capacidad, en los que guardar a buen recaudo todos aquellos enseres, accesorios y menaje propios de la cocina.

Necesitamos tener las encimeras libres y despejadas, para que al entrar en la cocina nos invada una sensación agradable y no nos entren ganas de salir corriendo. Busca un sitio para cada cosa y mantenlo con el paso del tiempo.

Igualmente es importante organizar los cajones para que sean prácticos y funcionales. De nada sirve tener amplias cajoneras en las que quepan muchas cosas, si después no encontramos nada porque están hechas un desastre. Utiliza separadores u organizadores de interior para dividir el espacio como más te convenga.

Apuesta por la madera como material cálido y natural

Fuente: Emily Henderson

Una manera perfecta de aumentar la calidez de cualquier ambiente es añadir madera en cualquiera de sus formas. Los armarios en este material son una inmejorable opción de recrear ambientes sencillos, descomplicados, más confortables. Una forma genial, en definitiva, de conseguir una cocina más acogedora.

Tienen, además, un matiz rústico que va de maravilla con los electrodomésticos de corte más moderno, y con ciertas superficies de acero inoxidable o vidrio muy contemporáneas.

También para los suelos

Fuente: Home My Design

Puede que no sea el material más habitual para una cocina, dado que requiere un mantenimiento más complejo, pero aporta una agradable sensación de comodidad, es natural y muy decorativo.

Es necesario elegir opciones más resistentes a la humedad y a las manchas, como ciertos suelos laminados.

La luz natural, que no falte

Fuente: Home My Design

Si tienes la gran suerte de contar con una gran ventana en tu cocina, ni se te ocurra bloquearla con cortinas tupidas u otros elementos. Es fundamental que la luz natural inunde la estancia para lograr una cocina más acogedora.

También te puede interesar:  Eternamente bello

Un visillo ligero, o mejor un estor de sistema paqueto confeccionado con una tela blanca liviana será más que suficiente para controlar el paso de los rayos solares.

En caso de que todavía estés planificando la distribución de tu cocina, puedes plantear una encimera bajo tu ventana, con una amplia zona de trabajo o de lavado.

En torno a la mesa

Fuente: Fresh Design Pedia

Las cocinas amplias y espaciosas tienen mucho ganado en cuestión de confort. Así que, si la tuya es una de ellas, estás de enhorabuena. Podrás colocar una gran mesa de comedor en la que comer y cenar a diario.

Seguro que se convierte en uno de los rincones más frecuentados por todos los miembros de la familia. La usaréis para jugar, para trabajar, hacer los deberes…

Detalles que la hacen especial

¿Qué te parece instalar una balda en la que poner tus libros de recetas favoritos? ¿Y si cuelgas en la pared esa lámina que tanto te gusta? ¿O una foto de las vacaciones familiares?

Todos esos pequeños detalles le darán a la estancia una dimensión única y personal, que no encontrarás en ninguna otra cocina del mundo. No dudes en colocar algunas cosas tuyas que te gusten y te hagan sentir bien. Eso te ayudará a disfrutar del espacio cada día.