Buenos días amigos! En el espacio de hoy os dejamos un magnífico truco que ayudará a ocultar un poco el router de nuestro ordenador.

Si piensas que en tu decoración falla el router, puedes buscar una solución decorativa para evitar que se vea y quede antiestético.

Particularmente mi router me gusta bastante ya que es blanco y plano y puede dar un pase minimalista, pero algunos router no son así y si no quieres que se vea, por la circunstancia que sea… hoy te dejamos esta pequeña solución que puede ser de lo más atractiva.

libro.jpg

Para buscar una solución, la tenemos más a mano de lo que parece.. en este caso solo nos hace falta un libro viejo.. de los que tienen tapas duras. Si no lo necesitas y  no hace más que rondar por tu casa.. ahora puede tener un bonito fin.

También hemos de hacernos con un cúter o cualquier objeto afilado que nos ayude a cortar sin ningún tipo de problemas.

Para comenzar, abrimos el libro por una de las tapas y luego pasamos el cúter por el interior, justo en la zona donde las hojas se unen con la tapa mencionada.

No importa si está pegado o cosido, pása el cúter. Después abre el libre por la zona trasera y haz exactamente lo mismo que hemos explicado. Veremos como el libro desprende suavemente sus tapas sin que estas se rompan.

Cuando tengas las tapas listas y bien cortadas, introduce el router.. tapándolo con las mismas! Si tiene antenas, puedes abrir unos agujeros en las tapas y sacarlas por ahí. Dejamos la tapa superior para que se vea el libro y el autor.

Como vemos esta solución decorativa es perfecta para ambientes de estilo retro, sobre todo dependiendo de cómo sea el libro. Si contamos con una cámara dibujada será ideal.