Muchas veces hemos hablado de los cuadros como elemento decorativo, sus múltiples aplicaciones, lo que son capaces de lograr en la decoración de cualquier estancia y de las últimas tendencias a la hora de decorar con cuadros. Hoy, queremos de nuevo hablarte de cuadros, pero en esta ocasión para mostrarte una original idea…

Se trata de decorar con un cuadro. sí, pero prescindiendo de las clásicas pinturas, fotografías o ilustraciones. Y es que este cuadro que te proponemos es diferente.

A veces, una imagen vale más que mil palabras. Y este puede ser uno de los casos, mira:

cuadro

Ya lo ves, se trata de un cuadro que cuenta con un marco común. La diferencia no la hace el marco, sino el interior del cuadro, que en lugar de ser la típica fotografía, pintura, ilustración o tejido; está compuesto por unas ramas.

Las ramas simulan ser árboles en un paisaje, por lo que el juego que da el cuadro es muy interesante.

Por otro lado, la gran ventaja de esta idea es que no sólo se trata de un cuadro realmente original; sino que además se puede crear de una forma muy económica. Y es que los únicos materiales que se requieren son un marco (en el que más te guste o mejor encaje con tu decoración) y pequeñas ramas (que pueden ser naturales o comprarlas artificiales). Luego sólo hay que cortar las ramas de manera que se acoplen al marco y pegarla so graparlas en la parte posterior del mismo.

Así de fácil se puede crear este cuadro tan original que, sin duda alguna, no pasará nunca desapercibido.