Ya sabemos lo que significa tener animales en casa. Tus mascotas son una inyección de felicidad cada vez que entras por la puerta y salen a recibirte. La vivienda es un espacio a compartir con ellos y raro es el metro cuadrado que no hayan conquistado. Lo ideal es rodearse de muebles y textiles que favorezcan su presencia para disfrutar de una compañía perfecta y saludable. Aquí van algunas pistas.

tus mascotas
Fuente: loft.lu

El sofá, la cama, la bañera e incluso los electrodomésticos pueden ser los territorios favoritos de tus mascotas. Contigo o solos, pasan infinidad de horas en casa. Debido a ello las tapicerías, los suelos y materiales como la madera sufren bastante en el día a día. Crear ambientes domésticos muy cómodos para ambos, donde todo o casi todo pueda lavarse con frecuencia es una buena hoja de ruta a seguir.

Primera lección: eliminar el pelo de tus mascotas

Fuente: mercimarie.co

Una de las molestias más frecuentes es el pelo que sueltan tus mascotas en cualquier zona de la vivienda. Salvo que haya áreas prohibidas para ellos. Sobre los cojines y las mantitas que tanto te gustan para ver la tele. Encima de las tapicerías de cualquier asiento del salón, incluida tu butaca giratoria preferida. Y en los almohadones y colcha de tu cama.

Ante esta realidad, poner en práctica una serie de trucos puede servir de gran ayuda para reducir en gran medida la presencia de su pelo. Aparte de cepillarlos fuera de casa, y el momento paseo puede ser perfecto. Uno de ellos consiste en pasar con un aspirador potente pero pequeño el sofá y los asientos tapizados por donde saltan o retozan tus mascotas.

También te puede interesar:  Inspírate en tus vacaciones para redecorar la casa este otoño

Así evitarás que el pelo comience a expandirse por otras superficies de la estancia porque vuele. Ni tampoco que se adhiera sobre otros materiales. Cuanto más frecuente sea esta operación, mejor será el resultado. Por eso lo ideal es hacerlo a diario, pasando a fondo cada centímetro de esas tapicerías si son de tejido.

Mucha atención a las alfombras

Fuente: nonagon.style

Las alfombras que recorren pasillos y suelos principales para añadir calidez y confort son el enemigo de tus mascotas. Por eso es tan importante protegerlas. Lo habitual es que el pelo de un perro o de un gato penetre bastante en su tejido, se anude y por tanto sea más difícil eliminarlo después. Y mucho más si son de fibras naturales o de lana gruesa. Pero existen soluciones eficaces. Una buena medida es airearlas sin golpearlas para que el mayor número de pelo se desprenda.

Después podremos pasar la aspiradora sobre ellas un par de veces por semana como un recurso intermedio pero no definitivo. Para los pelos más rebeldes, algunos materiales que atrapan la suciedad, como la gomaespuma y las cintas adhesivas, serán de gran ayuda para acabar por fin con ellos. Disfrutarás de la compañía de tus mascotas con ambientes más saludables.

Fuente: jessicavdberg

Barrer a menudo los suelos de las habitaciones. Y en especial el del recibidor, también es una táctica útil para nuestra misión. Ayudará a que nuestro animal de compañía no deje por toda la casa el polvo y la suciedad que traerá de la calle cada vez que salga a pasear. Todo ese material sobre ellas es un completo desastre. Una opción algo más práctica es plantearnos las alfombras de verano. Hay modelos de materiales sintéticos muy resistentes y antibacterianos. Serán imbatibles a tus mascotas.

También te puede interesar:  Bolsa que mejora el mal genio

Estancias mejor protegidas con textiles que repelen

Fuente: ranchoavellanas

El salón es el espacio donde más tiempo compartes con tus mascotas, seguro. Pero eso no significa que haya que descuidar otras habitaciones de la casa. Los dormitorios y las zonas de juego y relax también son escenarios que deben equiparse con una decoración adecuada para ellos. Conviene prestar mucha atención a esas soluciones textiles que mejor pueden ayudarnos para mantener los asientos libres de manchas y huellas. Por muy educados que los tengamos, es casi imposible evitar que se suban a las sillas de comedor. Que no encuentren adorable campar a sus anchas sobre el sofá recién comprado, o que no se duerman al borde de su respaldo. Algunos gatos lo hacen.

Las fundas de algodón son una fórmula preventiva sencilla, cómoda y rápida de evitar que se deterioren estos lugares sensibles de casa. Aguantarán un buen número de lavados y a cambio nuestros asientos sobrevivirán con éxito a sus juegos y costumbres. Si no somos muy de quitar y poner, lo mejor será apostar por esos tejidos que de una manera natural repelen el pelo de tus mascotas. Desde cuero, a microante y materiales específicos que son utilizados para las camas de perros y gatos.

Y con los muebles, ¿qué?

Fuente: liveathome.ru

De acuerdo que las tapicerías, textiles y suelos parecen ser los puntos más vulnerables ante la presencia de tus mascotas. Pero en una decoración bien pensada para ellos ¿qué pasa con el mobiliario de las estancias donde hacen vida a diario? Me refiero a la mesa del comedor, los muebles bajos donde pueden llegar sin problemas, como carritos y bancos. Por no hablar del aparador o la cómoda del dormitorio, con más de una señal de arañazos. Todos son territorios a explorar, sobre todo cuando están libres de nuestras miradas.

También te puede interesar:  Decorar con H&M Home la habitación de los niños

No se trata de buscar soluciones que nos compliquen la vida, sino practicar pautas de limpieza que funcionan del todo o en gran medida. Y observar los hábitos de nuestros animales queridos. Un rascador especial para felinos puede ser la solución al problema de los arañazos. El objetivo es conservar las superficies de estos muebles libres de pelos y restos de suciedad mediante una limpieza regular y eficiente. Las superficies laminadas, metálicas e incluso la madera se limpian fácilmente pasando sobre ellos microfibras humedecidas en agua. Ya lo ves. No es difícil ponerse manos a la obra y empezar a disfrutar de una decoración más sana para ti y tus mascotas.

¿Opinas lo mismo?