Hoy os propongo reciclar unas botellas y decorar con lana, unas ramitas y un poco de arte ¿te convence? Es una idea sumamente sencilla, algo entretenida al intentar que la lana quede bien apretada y no floja, pero con un resultado muy agradable. Ahora que vamos entrando en otra época, quizás quieras dar a tu hogar un toque diferente.

Esta vez decorar con lana es muy sencillo, basta con que tengas al menos una botella de vidrio o plástico. Lava y seca bien, después hazte con lana del color que más te guste, también puedes utilizar cuerda rústica, hilos de colores u otro material que te guste más.

Puedes pegar la lana de dos formas, utilizando cola blanca de carpintero o bien silicona. Utilices el pegamento que utilices, procura tensar bien la cuerda, así no quedará floja y el resultado final será mucho mejor. Literalmente hemos de enrollar toda la botella, comenzando por la base y acabando en la boquilla de la misma.

decorar con lana y pompones

Una vez la tengamos, podemos hacer otras más en diferentes colores, queda decorarla. No puede estar mejor que con unas cuantas ramas naturales y secas… pero las ramas solas no pueden estar, así que se decidió añadir color con unos cuantos pompones.

Estos pompones también los puedes hacer en lana del mismo u otro color (yo recomiendo otro) o bien utilizando otro material como tela o incluso papel. En otras ocasiones os hemos hablado de cómo hacer pompones, es muy fácil.

Pues bien realiza unos cuantos que se adapten al tamaño que quieras y luego engancha una cuerda para poder colgarlos de las diferentes ramas. En este caso ha quedado bastante bien, ya sabéis que podéis meter en la botella cualquier otro tipo de adorno. Creo que esta forma de decorar es fácil, rápida y llamativa… perfecta para añadir un toque personal a nuestros hogares.

foto: everythingetsy