Si te encanta realizar decoraciones con elementos naturales, hoy te proponemos un arreglo muy bello para estos días. Reciclar la fruta tambiés es posible, con muy pocos elementos vamos a realizar un bello portavelas, además bastante aromático.

Con una pequeña naranja, algo cortante como un cuchillo, una naranja para la pulpa y algo de aceite de cocina… realizaremos este portavelas para la decoración de todas tus superficies… recuerda que también puedes cambiar de fruta, por ejemplo utilizar un limón..

Lo primero que haremos para empezar es coger una naranja, mas o menos de un tamaño medio, aunque las podemos hacer más grandes o más pequeñas. Coge el cuchillo y córta la naranja por la mitad.

Seguidamente removemos bien todo su interior ayudándonos de una cuchara y un cuchillo. Todo esto es la pulpa de la fruta, deberemos asegurarnos de baciarla entera pero dejar una pequeña porción en el centro… así nos servirá de mecha.

Ahora bien, debemos coger una de las mitades de la naranja y ubicarla en un plato pequeño. En este plato deberemos colocar la mitad de la naranja y verter, dentro de esta, un poco de aceite.. pero recuerda no sobrepasar la mecha creada.

Con un poco de aceite será necesario, así nos ayudará a aromatizar todo el ambiente. Para acabar podemos utilizar la otra mitad de la naranja como tapa… eso sí, siempre realiza un pequeño agujero en la tapa para que la vela respire y salga el humo.

Si te apetece, también podemos remover todo el interior sin  dejar ninguna mecha y luego colocar una pequeña vela que no caliente mucho. Dará un toque muy especial a tus ambientes!