Si te encanta la decoración con velas, hoy te proponemos realizarlas de forma tal que parezcan un hermoso tejido entrelazado. Si estas cansado de las velas tradicionales, lisas… aquí te dejamos una bonita solución muy sencilla.

Con ayuda de una vela, un secador de pelo, regla, cuchillo, una plantilla de rejilla y algunas hojas de cera de abeja… realizaremos esta interesante vela que nos ayudará a iluminar nuestros espacios.

Recuerda que puedes hacer todas las que quieras. Para comenzar pone la hoja de cera sobre la plantilla con forma de rejilla. Una vez ubicada, toma el cuchillo y comienza a cortar tiras de cera, de  ½ pulgada de ancho. Ten presente que todas las tiras que cortes deben ser también 1/2 pulgada más larga que el diámetro de la vela.

Ahora realiza más tiras pero esta vez de 1/4 pulgada de ancho que sean más larga que la altura de la vela. No hay un número concreto de tiras de cera, porque esto depende del grosor y la altura que desees darle a la tuya.

Una vez que tengamos todas las tiras, coge una de las de ½ pulgada de ancho  y la ponemos sobre la plantilla, de forma horizontal. Ahora toma el secador y pasamos un poco de calor para que se ablande. 

Seguidamente coge las demás tiras de ¼ pulgada de ancho  y ubicalas de forma perpendicular a la otra tira, dejando una ½ pulgada de espacio entre una y otra…y ve alternando una tira arriba y una abajo.

Coge otra vez el secador y ablanda las tiras, para unirlas unas a otras. Sigue colocando el resto de tiras de  ½ pulgada y sigue uniendo con el calor del secador. Para acabar coge la vela y colocala sobre la cera… ahora enrollamos las tiras sobre la vela y pasamos otra vez el secador para que queden bien adheridas y listo!