¿Los radiadores de tu casa te parecen muy feos? ¿Te gustaría que desapareciesen? Pues bien, si borrarlos del mapa no está entre tus opciones posibles, siempre puedes ocultarlos tras unos cubrerradiadores adecuados. Eso sí, antes debes informarte bien de sus ventajas y sus inconvenientes para no equivocarte.

cubrerradiadores
Fuente: Mobleku

La calefacción por radiadores, ya sea con tu propia caldera o de caldera comunitaria, es uno de los sistemas de calefacción más habituales, prácticos y funcionales que existen. Sin embargo, implica tener en cada una de nuestras habitaciones un radiador o emisor térmico que irradia el calor a toda la estancia. Si estos elementos te parecen antiestéticos, puedes cubrirlos con cubrerradiadores, aunque debes tener claras algunas cosas antes de colocarlos.

Si la decoración de tu casa es para ti un capítulo esencial y estás muy implicado y decidido a cuidar cada detalle del interiorismo, puede que no te haga ni chispa de gracia tener un radiador en la pared central de tu salón.

Fuente: Decorology

Una opción es instalar calefacción por suelo radiante. Además de todas las cualidades que tiene, no necesita ni radiadores, ni rejillas ni ningún otro tipo de elemento, ya que el calor se irradia desde el pavimento. Pero, claro, esta alternativa ni es sencilla ni es barata.

También puedes cambiar los radiadores de tu casa por un modelo más decorativo. En la actualidad existen algunos radiadores de diseño realmente estéticos.

Otra idea, mucho más rápida y económica, consiste en ocultar los radiadores con cubrerradiadores, de forma que no se vean. Todo depende de cómo hagas.

¿Es adecuado instalar cubrerradiadores?

Fuente: Primera Avenida

Esta solución tiene algunas ventajas y ciertos inconvenientes, por lo que elegirlos o no será una decisión personal. Es una cuestión de prioridades.

También te puede interesar:  Alfombras de Lana. Consejo

Para empezar, los cubrerradiadores ocultan los radiadores, los disimulan y los hacen mucho menos evidentes. Y, además, se convierten en un elemento práctico, ya que gracias a ellos tendrás una repisa sobre la que se puede colocar algunos objetos.

Otra ventaja de los cubrerradiadores es que son muy adecuados para casas con niños pequeños, ya que les protegen de quemarse al tocar superficies calientes.

No todo son ventajas…

Fuente: daveaharonian.com

Como no todo es positivo en lo que se refiere a la instalación de cubrerradiadores, vamos a contarte cuáles son las desventajas principales de ponerlos en casa. Para empezar, un radiador cubierto por una pantalla pierde en torno a un 10 % de su rendimiento calorífico. Eso quiere decir que necesitará más tiempo y más energía en calentar el mismo espacio y, por consiguiente, también tendrá un mayor gasto energético y económico.

Por eso es muy importante, a la hora de elegir un cubrerradiador, optar por modelos abiertos, con rendijas y aberturas que dejen pasar el calor de la mejor manera posible.
No hace falta optar por anticuados modelos de rejilla, pero sí es necesario que sean abiertos.

Otro inconveniente es que, con la mayoría de los cubrerradiadores que existen en el mercado, se pierde o disminuye el acceso a la llave del radiador, lo cual es un problema en caso de avería o a la hora de hacer el mantenimiento. Para estos casos, hay cubrerradiadores con apertura frontal que pueden abrirse para acceder al radiador sin problema.

Los de madera, los más frecuentes

Fuente: daveaharonian.com

A la hora de elegir los materiales que nos gustan para nuestros cubrerradiadores, has de saber que la madera es el material estrella en este apartado. La mayoría de los cubrerradiadores actuales que hay en el mercado son de madera, aunque en ocasiones encontremos también cubrerradiadores de hierro.

También te puede interesar:  Estilo Romántico para tus Estancias

Lo bueno que tiene la madera es que es un material muy versátil. Ofrece un larguísimo panorama de acabados diferentes. Puedes optar por el color que prefieras, por diferentes  motivos y diseños. Con dibujos, con imágenes de paisajes, decorados con frases, etc. Conviene elegirlo en función del estilo en el que esté decorada tu casa: rústico, minimalista, clásico, vintage, nórdico, etc.

Ideas prácticas y decorativas

Fuente: Mobleku

De entre todas las ideas que hemos ofrecido en este post, hay algunas que me parecen muy acertadas. Si quieres instalar un cubrerradiador en casa, puedes convertirlo en un elemento práctico y funcional. Es una gran idea convertirlo en un pequeño mueble auxiliar o en una repisa. Lo interesante es que cumpla una doble función y que sea práctico, además de decorativo.

Hay cubrerradiadores abatibles que se convierten en una mesa auxiliar muy práctica. No será la mesa adecuada para comer mucha gente, pero te ofrecerá una superficie de apoyo extra. ¡Te vendrá de perlas.

Fuente: daveaharonian.com

Como ves, instalar cubrerradiadores en casa puede ser una buena idea desde un punto de vista estético y también funcional (siempre que elijas modelos adecuados provistos de las suficientes aperturas para que el calor pueda extenderse sin problemas por el ambiente).

Y, si no te convencen los cubrerradiadores, siempre puedes optar por otras maneras de disimular los radiadores. Como pintarlos del mismo color de la pared, por ejemplo. Siempre hay maneras de lograr que pasen desapercibidos.