¡Ya se acerca la Navidad! Y es que cada vez queda menos porque aunque aun falte mes y medio, cuando empieza a pasar el mes de noviembre y diciembre cada vez vemos más la Navidad que se empieza a oler en el ambiente, tiendas, decoración de las calles… ¿Tú también hueles el espíritu navideño acercarse?

A todos nos gusta decorar nuestra casa por Navidad y es que no conozco a nadie que no decore su casa en estas bonitas fechas por poca decoración que sea. Hay quienes decoran mucho y de forma hasta estrafalaria, pero también hay otros que decoran su hogar de formas más sutiles pero igual de elegantes, acogedoras y con el mismo espíritu navideño.

Por eso, en este post os traigo algunas ideas para decorar nuestra casa en Navidad con vinilos navideños. Las paredes, puertas y ventanas cobrarán vida con distintos motivos propios de la Navidad como los colores verde y rojo que son por excelencia los reyes de esta época del año, los copos de nieve, las hojas de acebo, los lazos rojos, los calcetines para papá Noel, las bolas de Navidad…

 

Myvinilo_christmas_socks_ambiente

 

Todos estos motivos los puedes encontrar en vinilos tan bonitos como los que habéis podido ver en las imágenes anteriores. Como veis, los podéis utilizar en distintas zonas de vuestra casa como la chimenea, las puertas, las paredes, los espejos, los muebles, los cristales… Pero además, lo más importante, es que estos adornos de Navidad que transforman cualquier rincón de tu hogar y lo llenan de espíritu navideño, son muy fáciles de poner y quitar.

Estos en concreto que os hemos mostrado son de la colección de Myvinilo.com, una tienda online especializada en vinilos donde podrás comprar y recibir tus vinilos navideños en 72 horas a través de SEUR.

Estoy segura que una vez que hayas visto la colección de vinilos navideños que te tienen preparado para Navidad te gustará tanto que no podrás resistirte a añadirlos a tu decoración navideña.

  • Jose Angel

    Creo que es un paso más en la decoración navideña,el árbol de Navidad, las luces, los adornos, el Belén… son los clásicos que nunca faltan, pero con los vinilos conseguimos ese extra que rompe las normas. Quizás como se trata de una época que no dura muchos días, no son muchos los que se atreven con este tipo de decoración.