No es fácil conseguir que los zapatos estén ordenados y, lo que es más importante, se mantengan así con el tiempo. Por suerte existen soluciones que te ayudan, como estos prácticos zapateros para armarios, perfectamente integrados. Una solución de almacenaje perfecta. ¿Te animas a descubrir cómo son?

zapateros para armarios harpers bazaar
Fuente: Harper’s Bazaar

¿Eres de los que se pirran por los zapatos y acumulan pares y pares? ¿O te cuesta encontrar esos que realmente te gustan y te sientan bien y tienes solo unos pocos modelos? Sea como sea, guardar los zapatos puede suponer un verdadero quebradero de cabeza. Evidentemente, mucho más si perteneces al primero de los dos grupos. Para acabar con el problema, hoy queremos enseñarte cinco zapateros para armarios que te van a encantar.

No hay nada que provoque mayor caos y desorden dentro de un armario ropero que los zapatos. Si los tienes guardados en sus cajas, ocupan muchísimo espacio. Algo que la mayoría de las veces no nos podemos permitir. Y si los colocas sueltos en cualquier balda, terminan siempre separándose y descolocados. A veces se pierden en el interior del armario y es casi como si no los tuvieras, ya que acabas por no ponértelos nunca.

Así que no lo pienses más. Necesitas uno de estos cinco modelos zapateros para armarios que queremos mostrarte hoy. Todos ellos son prácticos, cómodos de utilizar y no ocupan espacio extra puesto que van integrados en el interior. Estos zapateros te ayudarán a mantener el orden día tras día. Tendrán los zapatos a mano, bien conservados, y siempre sabrás dónde tienes cada par.

Zapateros para armarios con baldas extraíbles

Fuente: Sharps

Esta es una de las soluciones más prácticas a la hora de mantener en orden los zapatos dentro de un armario. Aunque también es una buena manera de disponer el calzado en un vestidor sin puertas.

También te puede interesar:  Muebles en oferta en Merkamueble

Se trata de un conjunto de estantes, que se encajan en un módulo de armario (sea este del ancho que sea) mediante rieles a ambos lados. Estos rieles permiten que la balda pueda ser extraída para mejorar el acceso a los zapatos. De esta forma podrás encontrar muy fácilmente el par que estás buscando.

Fuente: Sharps

Es importante tener en cuenta que la distancia que dejes entre las baldas será la que determine si puedes guardar botas, botines, zapatos de tacón alto o planos. Por eso lo mejor es que analices cómo son los pares que quieres guardar y decidas a qué distancia colocar las baldas.

Baldas fijas pero inclinadas

Parecida a la solución anterior, esta otra forma de disponer los zapateros para armarios también es práctica. De hecho es una de las más utilizadas, ya que resulta muy fácil de instalar y no hay que poner rieles extraíbles como en el caso del que te hablaba antes.

Se trata simplemente de colocar los estantes dentro del armario de manera que queden un poco inclinados. Esta inclinación nos ayuda a tener una mejor visión de los pares de zapatos que guardamos en este práctico sistema de zapateros para armarios.

Con barras, detrás de la puerta

Fuente: HGTV

Este sistema de organizar el calzado me ha sorprendido por la manera en que aprovecha el espacio. Cada centímetro se rentabiliza al máximo. Entre los zapateros para armarios, los hay que necesitan más espacio y los hay que menos.

Se trata de un zapatero que consiste en colocar detrás de la puerta barras dobles horizontales. En ellas es fácil sujetar los zapatos por el tacón. Como puedes ver en la imagen, en una puerta pequeña se pueden colocar un montón de pares de zapatos.

También te puede interesar:  Trucos para mantener ordenado el cuarto de los niños

Un zapatero de hormas

Fuente: Little Green Notebook

En cuestión de zapateros para armarios, los de hormas son una buena manera de colocar y exponer el calzado. Se trata de poner cada zapato en una de las barras verticales del zapatero, de forma que quede colocado y bien protegido. Así todo el calzado queda a la vista y podrás acceder a cualquier par que necesites de forma cómoda.

Puedes colocar un módulo de este tipo para integrar en tu propio armario, por ejemplo, en la parte inferior. O unir varios si necesitas colocar un mayor número de pares de zapatos y tienes el hueco necesario para ello.

Portazapatos de estructura metálica

Consiste en una estructura, por lo normal metálica (aunque algunos modelos combinan el metal y la madera), con uno o dos estantes para organizar los zapatos dentro del armario. Por regla general suelen ser dos los estantes metálicos que tienen este tipo de portazapatos.

Los hay que tienen un ancho fijo y los hay también extensibles. Estos últimos se adaptan bien a módulos de armario de diferente anchura.

Todos estos modelos de zapateros para armarios te ofrecen una buena solución para organizar el calzado de manera eficaz. Elegir un sistema u otro dependerá del espacio que tengas disponible y de tus propios gustos y necesidades.

Compartir