¿Necesitas ideas para decorar el cuarto de tus hijos sin gastarte un dineral? Pues aquí te traemos una manualidad divertida y muy asequible, capaz de poner un toque verde en cualquier rincón. Unos cactus de papel geniales que, no solo no pinchan, sino que también te arrancarán una sonrisa. ¿Te animas a hacerlos tú mismo?

cactus de papel
Fuente: Heju

Parece que la época de las manualidades está tocando a su fin con la explosión de la primavera nuestro alrededor. Y es que las tareas DIY son más apropiadas para el invierno, cuando el frío y la lluvia nos deja recluidos en casa. Sin embargo, el que es crafter es crafter, y eso no hay día soleado que lo cambie. Aquí tienes unos preciosos cactus de papel para hacer paso a paso en cualquier ratillo que tengas libre. Te gustarán tanto, que no podrás decir que no.

Estamos en mayo y eso se nota. Los días son cada vez más largos y soleados y, el que más y el que menos, se lanza a la calle a disfrutar del buen tiempo y del entorno. Lo mismo da si vives en un pueblo o en una ciudad. La cosa es salir a disfrutar al aire libre.

Sin embargo, no por ello debemos renunciar a ninguna de nuestras pasiones. Si en invierno nos pasamos las horas muertas en casa dando rienda suelta a nuestro afán DIY, ahora en primavera y verano podemos reservarnos algún tiempo para continuar con nuestro hobby. ¿Qué tal si aprovechamos los ratos muertos que tengamos para hacer alguna cosilla?

Podemos elegir trabajos sencillos que se realizan en un periquete, como estos cactus de papel que son un primor y que te servirán para decorar el cuarto de los más pequeños de la casa. O el salón, según se mire.

También te puede interesar:  Hermosa Vela de Hielo

Cactus de papel: una tarea de niños

Queda poquísimo tiempo para que el curso escolar llegue a su fin. Se aproximan largas jornadas de sol, piscina y otros divertimentos con los que los niños disfrutan de lo lindo. Pero siempre hay ratos en los que tienen que permanecer en casa, resguardados de las altas temperaturas y del sol implacable.

Y ya sabéis lo que ocurre con los niños en casa, y más cuando hace buen tiempo, que parecen leones enjaulados. Pues bien, conviene tener algunas ideas DIY en la recámara que puedas llevar a la práctica junto a los más pequeños. Como estos cactus de papel que cumplen todos los requisitos: fáciles, bonitos y entretenidos. ¡Tus peques se lo van a pasar bomba!

Con alma de supervivientes

Me encantan los cactus. Me gustan especialmente por lo exóticos que son, y también porque son robustos y fuertes como un roble. Por mis escasas dotes como jardinera, suelo decidirme por plantas fuertes y nada delicadas, capaces de soportar mis olvidos en materia de riego y de otros cuidados. Especies estoicas como los cactus, que añaden un punto salvaje y tropical a la decoración de un interior.

Y estos cactus de papel me parecen todo un descubrimiento. Sobre todo, por lo sencilla que es su fabricación, que eso siempre es un plus a tener en cuenta. Son el trabajo perfecto para hacer una tarde con los niños. Seguro que eres capaz de entretenerles un rato con ellos y conseguir que le den una tregua a la piscina, a la terraza o al parque.

Para hacer estos bonitos cactus no necesitas más que unas macetas pequeñas, papel grueso o cartulina de los colores que prefieras (a mí me gustan más los tonos suaves como los de las fotos), un rotulador verde y poco más.

También te puede interesar:  Decora tu Cocina con Brujitas

Manos a la obra

Comienza por trazar un círculo en la cartulina de diámetro similar al de la maceta. Puedes poner en el interior de la misma papel de periódico para rellenar y que el círculo no se mueva.

Después hay que hacer una incisión en el cartón redondo, que será donde se inserte el cactus dibujado en un papel de otro color. Puedes usar el rotulador verde para dibujarle unos bonitos e inofensivos pinchos.

No te olvides de dibujar el cactus por delante y también por la parte de atrás. Puedes encontrar un montón de diseños diferentes para dibujar los cactus, de forma que consigas un conjunto amplio y variado de plantas crasas. Dibuja y recorta distintas formas y píntales lunares, rayas a modo de pinchos o lo que prefieras.

Y lo mismo sucede a la hora de elegir los colores. Aunque cualquier tono de verde quedará bien, yo me decidiría por los tonos suaves que están presentes en la naturaleza. Dejemos los estridentes para otra ocasión.

Como ves, el trabajo es tan sencillo que hasta los niños más pequeños pueden hacer sus propios cactus, con un poco de supervisión adulta. Tan solo hace falta que sean capaces de manejar las tijeras y poco más. ¡Seguro que les encanta la idea de hacer un jardín de cactus para decorar la casa!

 

Compartir