Reciclar las bombillas es fácil, con un poco de imaginación lograrás complementos decorativos y manualidades estupendas. Las bombillas son fáciles de reciclar, con ellas se pueden realizar grandes cosas ¿quieres saber cuáles?

Si nunca has pensado en reciclar las bombillas, es hora de que cambies de opinión. Puedes tener en cuenta estas y otras ideas, verás qué bien quedan incluyéndolas en diferentes ámbitos o utilizándolas para hacer incluso jarrones en miniatura. Cuando una bombilla se funde, puedes emplearla para otras cosas. Aquí te dejo unas cuantas ideas a tener en cuenta ¿Qué te parecen?

jarrones con bombillas
Fuente: dale una segunda oportun

Ideas para reciclar las bombillas

1. Jarrones en miniatura. Vacía la bombilla, eliminando todo el interior. Ten cuidado con la boquilla y procura añadir algo para no cortarte. También puedes limar los bordes para evitar que corte. Luego busca una pequeña base, para que no salga rodando. Por último añade agua y una o varias flores. Ahora puedes crear un conjunto de ellas y decorar como quieras.

2. Corona para Navidad. Es una gran idea decorar puertas, paredes y ventanas con lindas coronas navideñas. Las puedes hacer de muchas cosas y también con las bombillas. Solo debes buscar una base circular y luego pegar éstas sobre ella. También puedes unirlas, atándolas con alambre, formando una corona circular. Para que quede aún más bonita pinta cada una de un color y añade algo de musco, hojas secas o ramas. Verás qué espectáculo.

3. Muñecos y animales. Como son de cristal, los personajes servirán de adorno y NO para que tus hijos jueguen con ellas. En este caso no hace falta eliminar la boquilla y todo lo que lleva dentro. Basta con pintarlas como si fueran animales. Puedes hacer un pingüino, un león, un gato… piensa que puedes pintar el personaje que quieras y luego decorar con ellas un dormitorio infantil.

bombillas pintadas
Fuente: Xixonesina

4. Bolas para el árbol de Navidad. Puedes crear magníficas bolas para el árbol utilizando este material para reciclar. Basta con pintarlas como quieras. Luego puedes añadir algo de brillo pasándolas por cola blanca de carpintero y luego sobre purpurina del color que más te guste. Por último ata una cuerda, lana o cordel y lista para decorar el árbol de Navidad.

bombillas pintadas
Fuente: angelnesto

5. Macetas colgantes. Vacía por dentro la bombilla. Luego introduce un poco de tierra fértil y añade una planta (también puedes convertirlas en jarrones como se ve en la fotografía). Intenta que sea una especie que no requiera mucha agua, puede ser una suculenta. Estos pequeños cactus quedan asombrosamente bien y no requieren grandes cuidados. Si puedes, haz un pequeño agujero en la zona opuesta de la boquilla y listo el drenaje. Por último ata con una cuerda a un gancho en el techo, a una viga o donde quieras poner esta mini maceta colgante.

bombillas
Fuente: Manel

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Qué más ideas para reciclar aportarías?