6 errores comunes de organización en armarios pequeños

-

- patrocinador -

Da igual si un armario es más grande o más pequeño, lo que realmente importa es que siempre esté bien ordenado para que no te estreses solo con abrir la puerta del mismo. Si piensas que es complicado organizar armarios pequeños, te vamos a dar algunos consejos porque que lo sea no significa que no puedas mantenerlo ordenado.

Solo debes evitar algunos errores comunes para mantener tu armario bien organizas todo el tiempo. Descubre los errores más comunes que cometen las personas cuando organizan su armario de pequeñas dimensiones. ¡Evita cometer los mismos!

armarios pequeños

1. Guardar mal la ropa en armarios pequeños

- patrocinador -

Si guardas mal cada pieza de ropa que has comprado teniendo un armario pequeño, no importa lo organizado que esté… en práctica tu armario se verá caótico. El primer paso para organizar cualquier armario es optimizar su contenido. Con un armario pequeño, tiene aún menos espacio para trabajar, por lo que es aún más importante eliminar lo que no usas.

Así que, el primer paso, además de no desordenar, es quedarte con la ropa que utilizarás realmente. No amontones ropa que no te pones nunca. Organiza esa ropa y elimina aquella que no te has puesto en más de un año.

2. No ordenar por temporadas

Como tu armario es pequeño, no merece la pena que guardes la ropa de todas las temporadas dentro de él. Se vería demasiado caótico y tendrías cada mañana más ropa de la necesaria. En este sentido, cada temporada, cambia la ropa por la que toca dependiendo de la estación del año en la que te encuentres.

La ropa que no toque en la época del año en la que te encuentras, es mejor que la guardes en cajas de cartón o cajas cerradas herméticamente de plástico y las pongas debajo de la cama o en el trastero. De esta manera, siempre que tengas que cambiar la ropa de temporada podrás hacerlo y tener solo en tu armario la ropa imprescindible para cada momento.armarios pequeños

3. Usar las pechas incorrectas

El uso de perchas en una variedad de formas, tamaños y estilos puede arruinar los planes de organización más bien intencionados. Suena tonto; ¿Por qué debería importar si las perchas coinciden? Bueno, no tienen que coincidir exactamente (aunque es preferible si lo hacen), pero al menos deberían ser del mismo tamaño y tipo.

Por ejemplo, puedes colgar los pantalones de perchas con broches o doblarlos sobre perchas normales. Pero si lo haces de una manera y de otra, se vuelve mucho más difícil mirar dentro del armario, ver todos tus pantalones a la vez y elegir un par.

Además, las camisas grandes envueltas sobre perchas pequeñas se arrugarán más fácilmente, y las perchas a diferentes alturas pueden dificultar físicamente sacar la ropa. Cuando intentas vestirte por la mañana, lo último que necesitas es la molestia de que la ropa se agarre la una a la otra, cayendo al suelo del armario. Por lo tanto, ve con una percha básica con una barra para que funcionen para pantalones, blusas y faldas.

4. Meter toda la ropa en armarios pequeños

Es bastante difícil organizar bien la ropa en armarios pequeños, pero si tienes que lidiar no solo con la ropa que usas a diario, sino también con la ropa fuera de temporada que no volverás a usar durante meses, comenzarás odiando ese pequeño armario cada vez que tienes que abrir la puerta.

Como te hemos comentado en un punto anterior, si es posible rota la ropa por temporadas. Tal vez no quieras subirte a un taburete para alcanzar tus suéteres todos los días, pero una o dos veces al año está bien si los quitas de tu camino durante el verano.

5. Comprar demasiados productos de organización

Los divisores, las cajas de almacenamiento o los contenedores de plástico ser útiles para organizar los armarios pequeños, pero su utilidad es limitada. También ocupan espacio por su cuenta. Si dependes de los organizadores para que hagan el trabajo por ti, te sentirás decepcionado  y  tendrás un armario innecesariamente desordenado.

armarios pequeños

Los únicos productos que debes introducir en un armario pequeño son aquellos que realmente ahorran espacio. Grandes estanterías y bastidores se interpondrán en el orden real. En su lugar, busca divisores de estantes planos, pequeños soportes para cinturones y similares. Piensa en cuáles son tus accesorios o cómo es la ropa que tienes, y encuentra los productos de organización que realmente encajan contigo… Y no más de la cuenta.

6. No tener un sistema de organización

Cuando tu armario es pequeño, puedes pensar que podrás encontrar cualquier artículo fácilmente, incluso si no están categorizados. ¿Cómo podrías perder un par de jeans en los armarios pequeños?

De hecho, es bastante fácil que eso te ocurra. Y puede ser aún más difícil encontrar un artículo dado cuando la ropa está bien guardada en un pequeño armario en lugar de colgar en un gran vestidor. Clasifica la ropa por tipo (chaquetas, camisas, vestidos, etc.) y dentro de esos tipos, por color… ¡todo será mucho más fácil para ti!

- patrocinador -
Maria Jose
Maria Jose
Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. En un aprendizaje continuo...haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo.