¿Siempre has querido tener una chimenea en tu salón? Ahora puedes disfrutar de la sensación de tener una, aunque no sea auténtica. Fíjate en estas ideas para crear en la pared chimeneas falsas, y elige la que más te guste.

chimeneas falsas
Fuente: Samuel Pandora

El invierno nos depara muchas cosas buenas. Una de ellas es la sensación tan especial de estar cómoda y calentita en casa cuando hace mucho frío fuera. Sentarse frente al fuego que chisporrotea en la chimenea y mirar como crepitan las llamas mientras saboreas una taza de café. ¿Puede haber algo más hygge? El problema es que no siempre es posible disponer de un fuego que encender. Sin embargo hay formas de recrear chimeneas falsas que resultan muy decorativas. El calor del fuego es ya otro cantar…

Hemos investigado un poco para descubrir algunas formas originales de decorar tu salón con una chimenea, eso sí, de mentira. Y, al hacerlo, nos hemos dado cuenta de que la idea, lejos de ser un error, resulta muy decorativa y especial.

Compruébalo tú mismo y piensa si no te gustaría tener alguna de estas chimeneas falsas tan especiales. Si te decides, no lo pienses más. Puedes realizar los trabajos, ya que la mayoría son bastante fáciles.

Chimeneas falsas sin voluntad de engaño

Fuente: Hommeg

Hay una idea esencial que me gustaría transmitir: no se trata de engañar a nadie. Sería absurdo intentarlo siquiera, ya que resulta bastante evidente dónde hay y dónde no hay una chimenea. La clave está en utilizar la embocadura de la chimenea para crear un recurso decorativo con el que darle protagonismo a la pared. Y de utilizar una idea original para recrear la idea de fuego.

Aprovechar el hueco de una librería

Una forma original de decorar el salón al tiempo que consigues espacio de almacenaje para tus libros, es crear una librería de suelo a techo que ocupe toda la pared. Si tienes una o quieres montarla, puedes aprovechar el hueco central (en su parte inferior) para conseguir la sensación de tener una chimenea.

También te puede interesar:  7 ideas fantásticas para elegir el mejor minibar para el salón

La embocadura es de madera y en la parte superior se puede colocar una moldura decorativa. El fondo se pintó de negro. Unos troncos de madera y una guirnalda de luces amarillas (mejor elige una tira de luces LED) recrean el fuego de una forma especial.

La belleza de una embocadura clásica

Fuente: Hommeg

Esta idea es sencilla de llevar a la práctica. Basta con superponer la embocadura sobre la pared y fijarla de forma adecuada. Lo que importa es encontrar un modelo bonito y decorativo como este de la foto.

Las formas clásicas de la chimenea ya llaman lo suficiente la atención, por lo que se eligió el color negro para pintar la embocadura, un color que se mimetiza con el gris oscuro de la pared.

Para recrear la sensación del fuego, se han utilizado unas velas blancas de diferentes tamaños, lo que resulta muy evocador.

De color blanco

Fuente: Hommeg

Para esta pared se utilizó una idea similar. Una embocadura clásica de color blanco sobre una pared de ladrillo también pintada de blanco. Sencillo, elegante y original.

En este caso la idea del fuego se sustituye por un espacio en el que apilar libros. Esta idea es bastante frecuente y no queda nada mal, aunque yo creo que no resulta muy práctica.

La potencia del amarillo

Fuente: Hommeg

Seguimos utilizando el color como recurso esencial a la hora de disponer chimeneas falsas para decorar la pared del salón. Ahora recurrimos al amarillo intenso para poner una nota moderna y llamativa.

Sobre la embocadura, una galería de objetos enmarcados. Sorprende la idea DIY del fuego, que parece estar fabricado de cartón.

También te puede interesar:  Dale color a la decoración del salón con una nueva tapicería para el sofá

Jugar al contraste

Fuente: Honestly WTF

¿Has visto alguna vez una idea más sencilla que esta para crear la sensación de tener una chimenea, y que a la vez resulte más decorativa? Yo, desde luego, no. Me encanta el contraste de la embocadura negra sobre la pared azul. Y también la forma en que se ha decorado el conjunto. Sin duda, es la forma más especial y elegante de crear chimeneas falsas, ¿verdad?

Libros y revistas apiladas, una idea recurrente, se vuelven a utilizar ahora para decorar el hueco donde deberían danzar las llamas.

La naturalidad de la madera

Fuente: Kate’s Creative Space

Por último, te traigo una idea que puedes hacer tú mismo. En realidad todas estas embocaduras de chimeneas falsas son fáciles de desarrollar aunque no seas un experto en bricolaje. Como puedes ver en la imagen, en este caso se han utilizado unas lamas de madera rústica para revestir la pared de suelo a techo y realzar el espacio en el que va la embocadura. El trabajo es sencillo, ya que este tipo de lamas son fáciles de cortar y pegar (las hay, incluso, autoadhesivas).

Para decorar el hueco de la chimenea se ha utilizado un papel pintado que imita a una pila de troncos apilados.

En cualquier caso, hay muchas formas de recrear el efecto de las chimeneas falsas en nuestra propia casa. Elige la tuya y ponte manos a la obra.

Compartir