Una decoración para un cuarto infantil debe ser ante todo funcional, muebles con capacidad para guardar ropa, juguetes, etc…, una cama cómoda, un perchero, una lámpara para iluminar de cerca al hacer la tarea, … Pero al margen de todo lo que se necesita debe tener una decoración que ilusione, que despierte la imaginación de los más pequeños, como si de un cuento se tratara…

Además de recurrir a los vinilos, posters y fotografías, hay pequeños elementos que podemos encontrar en tiendas de material para manualidades con los que podemos dar pequeñas pinceladas a la decoración de un dormitorio infantil. En este caso os quiero hablar de los cabuchones adhesivos con ilustraciones de cuentos infantiles, unas pequeñas pegatinas muy originales que nos pueden servir para conseguir dar toques mágicos.

Una buena aplicación para estas pequeñas ilustraciones que albergan ilustraciones de cuentos como Caperucita, Alicia en el país de las maravillas o el patito feo es usarlas para decorar la tulipa de una lámpara. Para ello necesitaremos una lámpara de escritorio con una tulipa blanca o en un color que haga de base.

Tan sólo con 8 o 10 cabuchones adhesivos con motivos de ilustraciones de diferentes cuentos que iremos pegando a diferentes alturas y posiciones sobre la tulipa nos harán conseguir una original lámpara de los cuentos, que puede servir a tus pequeños para elegir cada noche que cuento quieren que les cuentes antes de ir a dormir.

Si al pegar los cabuchones estimamos que el adhesivo no será suficiente por el uso de los más pequeños de la casa, podemos optar por dar un mayor agarre con un pegamento para manualidades.

Estos cabuchones adhesivos infantiles también pueden servirte para decorar la esquina de un espejo, un perchero de pared o los marcos de cuadros o fotografías.