El estilo granja o farmhouse es tendencia. ¿Quieres saber cómo es? A continuación te contamos las claves esenciales para recrearlo en tu propia casa. Sigue leyendo y descúbrelas.

country living estilo granjaNo es lo que se conoce como el estilo rústico, tan conocido en las casas de los pueblos de nuestro país. Es diferente, aunque comparte con este el amor por los materiales naturales y los elementos arquitectónicos tradicionales. El estilo granja está llegando y es para quedarse.

Si tenemos que definir las bases del estilo granja, deberíamos empezar diciendo que tiene poco que ver con la estética de nuestras casas de campo. Y eso es casi una obviedad, pues nada más ver un ambiente farmhouse uno se da cuenta de que no se parece apenas a las casas de campo españolas. Ni a las del norte ni a las del sur.

El estilo granja recrea más bien las cabañas de la campiña inglesa. O las granjas y ranchos de la América rural. Nada parecido a los ambientes de nuestras masías, ni de los pazos, los caseríos, los cortijos o las casas solariegas.

Pero, a pesar de eso, se está haciendo un lugar en el panorama decorativo actual español. Nos gusta su aire country y eso se nota. Y siempre se pueden encontrar similitudes que merece la pena descubrir.

Hoy te contamos algunas cosas que nos enamoran del estilo granja, para que puedas  juzgar por ti mismo.

La madera, la estrella del estilo granja

No hay un material igual. Tan natural, tan bello, tan versátil… Y en el estilo granja la madera se lleva la palma. Es la estrella que más brilla. Esto lo comparte con nuestro estilo rústico, que tiene en la madera uno de los elementos claves.

También te puede interesar:  La tetera, inglesa

En el farmhouse style la madera forra las paredes y los techos, es la protagonista de muebles, armarios, mesas, etc. Y con una variedad: los armarios de cocina fabricados con tablones de madera y decorados con herrajes de hierro, al más puro estilo establo.

Una de las particularidades del estilo granja es que la madera suele aparecer pintada. La mayoría de las ocasiones en los colores que le gustan a esta corriente decorativa: beige, blanco, vainilla, gris claro… Tonos sencillos y luminosos que aligeran los ambientes y restan pesadez a cualquier interior.

Al igual que en las casas de campo a las que estamos acostumbrados, en el estilo granja las vigas han de quedar a la vista, siempre que sea posible. Aunque también es perfecto un techo a dos aguas revestido de listones de madera pintada. Sea como sea, una vez más la madera triunfa.

Y si estás buscando un material adecuado para combinar con la madera, el ladrillo es la solución. Se convierte en el estilo granja en un material perfecto para acompañar a la madera, especialmente en la chimenea.

Imperfecta perfección

Me encanta ese toque desaliñado que tienen muchos ambientes de estilo granja. Esto no es una novedad ni un rasgo que defina a esta tendencia. Es, sencillamente, un efecto que los ambientes farmhouse chic se empeñan en reflejar. También lo hacen la gran mayoría de los interiores rústicos y shabby chic.

Y lo entiendo perfectamente, ya que esa imperfecta perfección dota a los salones, a los dormitorios o a los comedores de un encanto sin igual. Puede que tener una pared desconchada o con la pintura irregular en tu piso de ciudad no sea una buena idea, pero en la casa de campo de estilo granja es todo un plus. ¿No te parece?

También te puede interesar:  Cama lylo, fuera de lo convencional

Apuesta por las alacenas de cocina

Otra idea que el estilo granja asume y que nos encanta. Aunque, todo hay que decirlo, no es algo propio y exclusivo de la corriente decorativa. Las alacenas de madera, pintadas y despintadas, con su cuerpo inferior de dos puertas y su parte superior con cristales o anaqueles, estaban presentes en todas las casas de pueblo de antaño.

Así que si no tuviste la suerte de que tu abuela te dejase una en herencia, busca por rastros y almonedas hasta hallar una y, si puedes, cómprala. No hay pieza que aporte más sabor rural a una cocina campera.

Y acompáñala, en la cocina me refiero, de una bonita y robusta pila de porcelana. Esto será mucho más fácil de encontrar.

Telas de cuadros y colores pastel

Las tapicerías de cuadros son perfectas para decorar los interiores de las casas de estilo granja. Resultan muy acordes a la estética del conjunto y le dan un aire country muy especial. Úsalas para la ropa de cama y para los manteles, las cortinas o los cojines del salón. No fallarás.

Otra idea que nos gusta es la de usar colores pastel para decorar los ambientes más íntimos de la casa, es decir cuartos de baño y dormitorios.

¿Y ahora? ¿Qué opinas del estilo granja o farmhouse?

Fotos: Country Living.

Compartir