Martha Stewart es una empresaria estadounidense que formó un imperio con su empresa de estilo de vida y cocina. Tiene un programa de tv y un abanico de medios entre los que se cuentan revistas, mercadería de consumo, línea de muebles con su marca.

En su página web nos muestra la cocina de una de sus casas donde vemos que mantiene un estilo moderno pero con reminiscencias rústicas en los detalles.

 

Aquí vemos dos islas, una de las cuales tiene ruedas, lo que debe facilitar el cambio de la decoración según convenga. Hay mucho espacio para almacenar y hay mucho espacio en general. Un bastidor de acero sostiene las ollas colgadas del techo y las mantiene fuera del camino.

Al fondo se ven los dos hornos y delante la isla con ruedas donde dicen que Martha desayuna a veces.

Seguramente este el puesto de mando de Martha, tal como parece viendo los aparatos que hay en los cubículos. Una pantalla de tv, computadora, impresora, escáner, teléfono  y libros de recetas de cocina.

Una parte muy atractiva es el mostrador donde se sirven los capuchinos, hay una máquina grande y dos molinillos para granos comunes y descafeinados. Por haber que no falte! Sobre la máquina grande, las tazas italianas se mantienen calientes (es como tener un bar en casa) y los platos y vajilla de todos los días se guardan en las baldas superiores. Se nota que la vajilla ha sido elegida toda en tonos ocres o claros para engamar con el ambiente. Me encanta!

Ese exprimidor antiguo  cerca del fregadero donde se lavan las verduras le da un toque rústico y casero al conjunto. Hay varios dispensadores de papel dispuestos por toda la habitación, cosa que nunca debe faltar en una buena cocina, y viejos soportes esmaltados que contienen recipientes que, intuyo, deben contener especias. Las ventanas dejan entrar la luz del sol, matizada por los stores color crema.

Arriba de dos mostradores largos, están las alacenas con puertas y laterales de vidrio que dejan ver el interior y airean el ambiente.

Es evidente que esa mesa-isla pasa fácilmente por las puertas dobles que se ven al fondo. Una buena solución para cuando necesitamos mover un mueble y conseguir más espacio en un ambiente.

Todo el ambiente es coherente y los elementos están muy bien amalgamados, matizado por una iluminación natural. No sé cómo será el salón de la casa, pero yo tranquilamente pasaría todo mi tiempo en la cocina!.