Si estás cansado de la ropa de cama que ves en las tiendas, quizás haya llegado el momento de ponerse manos a la obra y confeccionar tu propia colcha con tela y lana. Aquí te damos una idea estupenda capaz de decorar cualquier cama por sí misma, pero siempre puedes personalizarla a tu gusto con tus propias creaciones. ¿Te animas a intentarlo?

colcha con tela y lana Hay veces que nuestro dormitorio, o el de los más pequeños de la casa, necesita un cambio. Nada más fácil para lograrlo que renovar la ropa de cama… ¿o no? Pues no sé qué decirte, porque a veces encontrar una colcha que nos guste no es tarea fácil. Hoy te enseñamos a hacer una con tela y lana para decorar tu dormitorio.

Hay veces que he encontrado lo que buscaba a la primera. He visto en una tienda un juego de sábanas que me ha enamorado. O la colcha perfecta para mi cama. Pero no siempre ocurre esto. Hay veces en que lo que me ofrecen las tiendas no me convence. O no me gustan los tejidos, o no encuentro el estampado perfecto ni los colores que quiero. O lo encuentro todo y se me va del presupuesto…

Si esto también te ha ocurrido a ti, te gustará saber que puedes hacerte tú mismo una colcha con tela y lana muy especial para tu dormitorio. O, incluso, personalizar una blanca a tu gusto.

Una colcha con tela y lana muy especial

Una tela blanca para confeccionar la colcha, de una forma muy sencilla. Un poco de lana para decorarla. Eso será todo lo que necesites para hacer tú mismo un cobertor para tu cama. Sigue las instrucciones que te vamos a contar a continuación y verás qué fácil te resulta.

Comienza por confeccionar la colcha con una tela blanca de lino. Al ser ligera y de tacto suave, tendrás una colcha de tela y lana perfecta para el verano. Solo tienes que cortar la tela a la medida adecuada y coser los dobladillos alrededor. O también puedes hacer el cobertor de un tamaño más pequeño y decorar con él la colcha que tengas ahora.

También te puede interesar:  DIY: cómo tunear una mesilla de noche con efecto mármol

Además de la tela de lino, necesitarás lana acrílica de color negro, una aguja lanera, un trozo de cartón y tijeras.

Comenzamos con la tarea

Antes de empezar, conviene lavar la tela de lino para evitar que encoja después de haber confeccionado la colcha. En cuanto a la lana, utiliza una de calidad que te ofrezca algunas garantías de que no desteñirá, por ejemplo.

El trabajo es sencillo. Solo tienes que ir cosiendo a la tela blanca de lino pequeñas borlas hechas con la lana de color negro. Para hacer las borlas, enrolla la lana unas cuantas veces en el trozo de cartón (de 12 a 15 veces, según el grosor de la lana y cómo desees que sean las borlas). Corta con las tijeras y anuda por el centro.

Repite la tarea hasta que tengas todas las borlas que te van a hacer falta (ten paciencia…). Cuando hayas reunido alrededor de 60 borlas, más o menos, puedes empezar a coserlas sobre la tela de lino.

Cose que te cose

Extiende la colcha de lino sobre una superficie plana, y distribuye las borlas sobre la tela de forma que queden bien repartidas de manera equilibrada: así quedará más bonita. Marca los puntos donde tendrás que coser cada una con un alfiler o con un carboncillo de costura.

Enhebra la aguja con un trozo de lana negra y haz un pequeño nudo al final. Introduce la aguja por el revés en el punto adecuado y cose la borla. Repite la operación en cada uno de los puntos en los que vas a coser una borla. Cuando termines, plancha la colcha y estará perfecta.

También te puede interesar:  DIY: cómo pintar una pantalla de lámpara con rayas Chevron

Blanco y negro, para crear contraste

En las fotos que te mostramos en este artículo, algunas de las cuales muestran el paso a paso del trabajo, se puede ver una bonita colcha blanca con borlas de lana negra. Personalmente, me gusta mucho el contraste que se crea utilizando dos colores como el blanco y el negro. Especialmente en esta habitación de paredes atípicas pintadas de negro.

Sin embargo, una de las cosas positivas que nos ofrece este proyecto es la facilidad con la que puedes personalizar el trabajo. Si el blanco y el negro no son colores que entren en tu visión del dormitorio, puedes utilizar otros a tu gusto, siempre que combinen.

Puedes adornar cualquier colcha que tengas en casa, aunque no sea de lino blanco. O coser las borlas de lana de cualquier otro color. Incluso puedes elegir lana de diferentes colores alegres para decorar las camas de los niños. Quedarán geniales en las habitaciones infantiles y a ellos les gustarán muchísimo.

¿Qué te ha parecido esta sencilla idea para decorar tu dormitorio con una colcha con tela y lana? Fácil y bonita, ¿verdad?

DIY y fotos: A Beautiful Mess.

 

Compartir