Si tienes una bandeja de plata y no sabes qué hacer con ella, puedes aprender a decorarla adaptandola a tus necesidades decorativas. Es una gran idea añadirla como complemento o pincelada, para tus espacios más vintage. Si te gusta el estilo vintage, utilizar este artículo te ayudará mucho a lograrlo.

Aquí dejo una fotografía de cómo quedaría una bandeja de plata, decorada con unas cuantas cosas que se pueden encontrar en casa o buscar fácilmente. Puedes decorar la bandeja, como quieras. Realmente esto no es más que uno de los ejemplos que puedes utilizar. Particularmente me gusta mucho el estilo vintage, para decorar algunas zonas de mi casa. Es cierto que no me gusta cargar demasiado el ambiente. Por ello recurro a pequeños detalles, pero puede que tu quieras añadir más cosas.

decorar una bandeja
Fuente: Kimberly Ryan

Para decorar una bandeja de plata, es importante limpiarla primero. Si el material está ennegrecido intenta lustrarlo un poco, para que se vea un resultado más bonito. Para ese toque vintage que buscas, es imprescindible utilizar materiales como restos de encaje, tejidos que no sean gruesos, sedas. También puedes utilizar las perlas o algunos botones y broches.

Realmente esta idea consiste, básicamente, en pegar una fotografía antigua. Puede ser una réplica de alguna que tengas tuya o bien de tu abuela, de tus abuelos. Busca una fotografía antigua y haz una réplica. Puedes escanearla y sacarla por el ordenador. Después solo hace falta pegarla a la base, para que no queden burbujas y el resultado sea mucho más bonito, pega con cola blanca de carpintero y agua.  Escoge una fotografía en blanco y negro o bien en color sepia. Después embadurna la superficie de la bandeja, con un poco de cola blanca rebajada con agua. Ahora añade la fotografía y, con un pincel o brocha, sigue añadiendo más mezcla sobre la foto. Se secará en unos minutos.

Después puedes aplicar más capas de cola blanca, con agua. Esto te va a servir para endurecer la capa y además para darle más brillo. Por último ubica la bandeja en un lugar con luz, de forma vertical. Puede estar apoyada, así parecerá un cuadro. Sobre la bandeja y alrededor añade elementos que peguen, como collares de perlas (no hace falta que sean auténticos) También quedan preciosos los restos de tela de tul o bien de encaje. ¿Te gusta el estilo vintage? ¿Qué vas a hacer con tu bandeja?