Las alfombras son uno de los mejores complementos de decoración, en especial en invierno, cuando las temperaturas caen y los ambientes piden un plus de calidez. Aquí tienes algunas claves útiles para que elegir las alfombras para tu casa te resulte muy sencillo.

elegir las alfombras detalle ferm
Fuente: Ferm Living

Una alfombra no puede faltar en un salón. Al menos, no en invierno. Te preguntarás que por qué afirmo esto de forma tan tajante. Pues por que incorporar una buena alfombra a tu salón no tiene más que ventajas y beneficios. Y si no me crees, sigue leyendo.

Para empezar una alfombra es un elemento muy decorativo. Según cómo la elijas, aportará una nota elegante, informal, acogedora o rústica. Todo depende de su diseño, del material y del colorido elegido.

Pero este no es el único motivo por el que me encantan las alfombras en casa. Quizá su mayor ventaja es la gran capacidad que tienen para aportar calidez a un espacio. No solamente aíslan del frío de forma real, sino que a nivel visual también aumentan la sensación de calidez.

Por otra parte, las alfombras son perfectas para proteger los suelos. Ponlas en las zonas de más actividad, y verás como tus suelos lo agradecen. En especial si son de madera, más delicados. Las alfombras evitan que los suelos se rayen y los mantienen en buen estado durante más tiempo.

Qué has de pensar a la hora de elegir las alfombras

elegir las alfombras ferm salon
Fuente: Ferm Living

Imagino que todas las razones que te he dado hasta ahora para poner alfombras en tu casa te habrán convencido. Y no me extraña, porque decorar así los suelos tiene más ventajas que puntos en contra.

El caso es que, cuando ya te has decidido a poner una alfombra en el salón, llega el momento de elegirla, lo que no suele ser tarea fácil. Uno de los primeros factores a tener en cuenta es el presupuesto que tienes disponible, porque decidirá en gran medida qué tipo de alfombra es la más adecuada en tu caso.

Si nos fijamos en el material con el que está fabricada la alfombra, puedes elegir entre las naturales o las sintéticas. Las primeras son más especiales y lujosas, y aportan una nota más exclusiva. También suelen ser clásicas, aunque la variedad es enorme, por lo que puedes encontrar modelos más actuales.

En este grupo estarían las alfombras de lana, que resultan muy suaves al tacto. Las más apreciadas son las que están fabricadas de forma artesanal y anudadas a mano.

elegir las alfombras kilimns maisons
Fuente: Maisons du Monde

También están hechas con materiales naturales los kilims, unas alfombras de pelo corto y estilo oriental que resultan muy decorativas gracias a sus colores intensos, en la gama de los rojos y anaranjados, y a sus diseños geométricos. Poner un kilim en casa es la mejor forma de poner un toque étnico en una habitación.

La otra opción en cuanto a los materiales son las alfombras acrílicas o sintéticas. Son más baratas que las de materiales naturales y suelen ser más resistentes a las manchas, y también puedes encontrar modelos muy decorativos dentro de este grupo.

Colorido y estilo, ¿por cuál decidirse?

elegir las alfombras
Fuente: Maisons du Monde

Una de las cosas que dificultan bastante la tarea de elegir una alfombra para nuestro salón es, sin duda, la gran cantidad de modelos y estilos que encontramos a nuestra disposición.

Puedes empezar por decidir si prefieres una alfombra de pelo largo o corto, una característica capaz de cambiar por completo el efecto decorativo de una alfombra. Las de pelo largo son más mullidas y confortables, pero requieren de una limpieza más frecuente y exhaustiva. Las de pelo corto son más fáciles de limpiar, aunque hay que tener cuidado con las manchas, porque se notan más.

elegir las alfombras ferm blanco y negro
Fuente: Ferm Living

Una vez decidido este punto, puedes pensar en el diseño. Lo idea es elegir la alfombra en armonía con el resto de los muebles y textiles del salón. Si el resto de tejidos es mayoritariamente liso, puedes poner una alfombra con algún dibujo. Si por el contrario ya tienes estampados en cortinas y cojines, decídete por una alfombra lisa que equilibre el ambiente.

Para escoger el colorido, piensa que los tonos claros son más luminosos y aumentan la sensación de amplitud de una estancia, pero también se manchan más (al fin y al cabo, una alfombra se pisa constantemente). Los tonos oscuros son más sufridos y tienen mejor mantenimiento. Yo no lo dudaría.

El tamaño también importa

elegir las alfombras ferm comedor
Fuente: Ferm Living

Aunque en principio no se le suele dar mucha importancia, el tamaño de una alfombra es fundamental para lograr el resultado que queremos. Si la compramos demasiado pequeña o muy grande, puede quedar bastante mal. Por eso hay que prestar atención a este punto antes de comprarla.

En lo que se refiere a la zona de estar, la alfombra ha de estar en proporción al tamaño del sofá (o sofás) y sobresalir unos centímetros por cada lado. En cuanto al comedor ha de sobresalir al menos 50 centímetros por todas partes, de forma que todas las sillas queden dentro de la alfombra.

Con estas claves no tendrás dudas a la hora de elegir las alfombras para tu casa. ¡Decídete!