Contar con buenos espacios de almacenaje es fundamental en cualquier casa. Un armario empotrado es la solución perfecta para resolver problemas de orden, ya que proporciona mucho sitio para guardar sin restar espacio a las habitaciones. Te contamos todo lo que necesitas saber para elegir las mejores puertas.

armario empotrado muebles miguel
Fuente: Muebles Miguel

Si tienes la suerte de contar con uno o varios armarios empotrados en casa, puedes considerarte afortunado. Hoy las viviendas suelen ser pequeñas y los espacios para guardar brillan por su ausencia. Por eso, los armarios empotrados son un elemento de lujo para contar con sitio de almacenaje sin tener que reducir los metros cuadrados disponibles en las habitaciones.

Y es que casi cualquier hueco de obra puede convertirse en un armario empotrado si se reviste el interior correctamente, con una buena distribución del espacio, y se eligen las puertas más adecuadas. Hoy te contamos todo lo que necesitas saber para elegir las mejores puertas para tu armario empotrado.

Armario empotrado: elige las puertas en función del espacio

armario empotrado carpinteria snr
Fuente: Carpintería SNR

Uno de los criterios más importantes a la hora de elegir las puertas para el armario empotrado, si no el que más, es el espacio que tenemos disponible. Esta cuestión es la que va a decidir, en mayor medida, el tipo de puertas que son más adecuadas para nuestro armario.

Las puertas se clasifican principalmente según el sistema de apertura que llevan. Uno de los sistemas es el de puertas correderas. Es el sistema que más frecuentemente se elige, ya que es muy cómodo de usar, sobre todo, cuando el espacio es reducido. Entonces se convierte en la mejor solución.

Correderas: para espacios reducidos

armario empotrado grupoadip
Fuente: Grupo Adip

Las puertas correderas son aquellas que para abrirse y cerrarse se desplazan por un sistema de carriles, uno superior y otro inferior. Para correr por estos carriles llevan, tanto arriba como abajo, unas ruedas de rodamiento. A la hora de elegir este tipo de puertas conviene optar por mecanismos de calidad, que duren más y funcionen mejor. Es preferible invertir un poco más de dinero, y contar con una buena puerta que se deslice suavemente y no se atasque cada dos por tres.

Para este tipo de puertas, cada hoja debe medir, como mucho, 1 m de ancho y 2,5 m de alto. Otro aspecto es el acabado que queremos para nuestras puertas. En esto, todo es cuestión de gustos. A mí me gustan mucho las puertas lacadas en blanco, porque me resultan ligeras y creo que van bien en cualquier ambiente, sea cual sea su estilo decorativo.

Sin embargo, hay un montón de acabados para elegir, desde cualquier tono de madera barnizada, lacados o frentes de espejo. En este último caso, los espejos aportan una mayor sensación de amplitud a las habitaciones. Si vas a elegir puertas de espejo, asegúrate de que incorporan un tratamiento de seguridad por si se rompen. Se trata de una lámina de vinilo adhesivo que va por la parte posterior del cristal y que hace que, en caso de ruptura, los trozos de vidrio queden pegados para evitar accidentes.

Puertas abatibles, una solución más sencilla

ikea armario empotrado
Fuente: Ikea

Las puertas abatibles llevan un mecanismo de apertura mucho más sencillo que el de las correderas. Consiste en simples bisagras que permiten abrir y cerrar la puerta. La clave para acertar en la elección cuando las puertas son abatibles es que las bisagras o pernios sean de buena calidad. De esta forma durarán más tiempo y se estropearán menos.

Las medidas adecuadas para las hojas de las puertas abatibles no deben superar los 60 cm de ancho, y los 2,5 m de alto. En el caso de las puertas abatibles, sí se necesita que haya suficiente espacio delante del armario. De hecho, este tipo de apertura se suele elegir cuando no tenemos problemas de espacio en la habitación.

En cuanto a los acabados para las puertas, puedes elegir los mismos que para las correderas: lacados, de madera, de espejo, etc.

Puertas plegables, una solución intermedia

armario empotrado oyarzabal
Fuente: Oyarzabal Decoración

El tercer y último sistema de apertura de puertas para armarios empotrados consiste en instalar puertas plegables. En ellas las hojas, que no deben superar los 60 cm de ancho ni los 2,5 m de alto (como en las puertas abatibles), llevan unas guías en la parte superior y en la inferior que hacen que se plieguen al abrir el armario y que se extiendan al cerrarlo.

A mí, personalmente es la apertura que menos me convence, quizás porque me recuerdan a esas puertas plegables del pasado, pero estoy convencida de que es una cuestión de estética, porque en cuanto a funcionamiento no tienen nada que envidiar al resto de aperturas. Eso sí, necesitas algo de espacio libre delante del frente del armario para poder abrir las puertas con comodidad y tener acceso al interior.

En cuanto al acabado y el color que quieres para las puertas puedes elegir entre las mismas opciones que cuando se trata de sistemas de correderas o abatibles.

Con todos estos datos en la mano, ahora puedes elegir qué sistema de puertas es el que más le conviene a tu armario empotrado. ¿Cuál es el que más te convence?