Estrenar casa es una de las experiencias personales más gratificantes. Por pequeña y sencilla que sea. Es como empezar de cero en un espacio que podremos amoldar como una segunda piel. Pero cuidado con el cambio. Y con esa terminología que nos habla de áticos fabulosos, buhardillas irresistibles y apartamentos chollo. Nada como tener claro cada uno de estos términos arquitectónicos para evitar desilusiones. Y, por supuesto, terminar viviendo donde no queremos. Veamos qué es qué.

estrenar casa
Fuente: Futurist Architecture

Estrenar casa es la mejor de las noticias. Es muy normal que nos dejemos seducir por anuncios y carteles que hablan de diferentes tipos de viviendas. El problema viene al descubrir que la realidad no se ajusta al significado de estos términos. Aunque todas ofrecen un encanto especial, sus espacios interiores están repletos de matices que los hace diferentes. Y que condicionan por completo su decoración.

Estrenar casa: en busca de la mejor elección

Fuente: BeStyle Magazine

Nada como estrenar casa con los conceptos muy claros. Por mucho que nos guste la idea de cambiarnos a un loft, o nos ilusione vivir en nuestro primer estudio. ¿Sabemos cómo son realmente? ¿Hemos estado en alguno para apreciar sus diferencias?

Es muy práctico saber qué caracteriza a estos inmuebles. Desde el número de habitaciones que suelen tener, a la altura e inclinación de sus techos. Y si son espacios diáfanos o no. Por ejemplo, cuando hablamos de un estudio lo correcto es imaginar un apartamento de reducidas dimensiones porque este dato es su ADN. Su pequeño tamaño marca la diferencia con respecto a otras tipologías. Lo normal es que tengan una o dos estancias como máximo, de manera que son grandes candidatos como el nido ideal de jóvenes parejas. O el refugio para dos millennials.

También te puede interesar:  Toque vintage con moldes de gelatina
Fuente: BeStyle Magazine

En el momento de decorar un estudio, hay muchas opciones. Una idea es darle un aire muy práctico, a base de muebles multifuncionales que den juego para optimizar sus dimensiones mini. Pero también es viable crear interiores con mucho encanto introduciendo muebles reciclados o hechos por nosotros. Con toda esta información, la idea de estrenar casa pensando en ellos suena bien.

Cómo reconocer un auténtico loft

Fuente: Mein Maler

Si estrenar casa implica mudarnos a un loft, es probable que sea nuestra máxima aspiración. Seguro que somos unos enamorados del espíritu industrial en los interiores domésticos. Ahora bien, quizá nunca hayamos estado en uno y, por lo tanto, se nos escapen bastantes datos relevantes. También en ellos hay una cualidad innata. Son espacios de generosas dimensiones, enormes más bien. Y siempre abiertos, sin barreras arquitectónicas. Por eso son tan singulares y destilan tanta personalidad.

Si seguimos buscando pistas acerca de ellos, también descubriremos una especialmente llamativa y que no encontraremos en otro tipo de viviendas. Estos espacios domésticos originariamente han sido antiguas naves o fábricas, las primeras en los años 50 en Nueva York. De ahí ese look innegable y la presencia de materiales industriales, como suelos de cemento, paredes de ladrillo visto, vigas de hierro y enormes cristaleras. Y aún hay más.

Lo normal es que formen parte de edificios antiguos y que a veces se encuentren a pie de calle. Y otras habrá que acceder a ellos a través de grandes y sórdidos ascensores que estamos hartos de ver en películas americanas. Pensar en cómo vestir sus espacios nos deja la puerta abierta a numerosas posibilidades decorativas. Cualquier estilo encajará en sus ambientes luciéndose al máximo. Incluso podemos permitirnos el lujo de mezclar estéticas, introducir muebles y objetos decorativos voluminosos, o recurrir al tamaño XL tan de moda sin correr riesgos.

También te puede interesar:  Tel Aviv. Casa Restaurada

Sus generosas dimensiones también dan pie a rentabilizar su interior como más nos convenga sin quitarle un ápice de estilo, ni de luminosidad. Las composiciones modulares son una buena solución para delimitar zonas sin levantar barreras, y también para crear ambientes con más intimidad. Así de interesante puede ser estrenar casa en un loft si te decides por él y entra dentro de tu presupuesto.

¿Por qué una buhardilla es una buhardilla?

Fuente: Donatz.Info

Otra posibilidad a la hora de estrenar casa nueva es que nos hayamos planteado irnos a vivir a una buhardilla. Es una alternativa romántica, coqueta, especialmente recomendable si no necesitamos muchos metros porque vivimos solos o en pareja. Y muy práctica para decorar con lo mínimo. Pero ¿sabemos realmente de qué estamos hablando cuando nos ofrecen este tipo de vivienda? De nuevo es muy probable que nunca hayamos visitado una y hasta que no se entrena en un espacio abuhardillado es difícil saber si ese lugar es para nosotros.

Si hay algo que caracteriza a las buhardillas es la pronunciada inclinación de sus techos, pues se encuentran situadas justo debajo de las cubiertas de los edificios. También es muy probable que sus ventanas, o al menos alguna, sean de techo. Estos dos datos son clave y dan identidad a estos espacios. Pero también condicionan de alguna manera el tipo de decoración y su paleta cromática. Si te animas a estrenar casa en una buhardilla, apuesta por blancos y grises, combina materiales naturales y plantea una equipación muy a ras de suelo. Funcionará de maravilla.

La razón para vivir en un ático

Fuente: Gessato

El plan de estrenar casa disfrutando de un ático también puede ser el sueño de muchos. Es la joya de la corona de los inmuebles de viviendas actuales. Sin conocer demasiado cómo es su interior. Lo principal es saber que siempre ocupan el último piso del edificio, y la mayoría de las veces lo hacen retranqueados. Debido a esta característica podemos encontrarnos ante un ático que además sea abuhardillado, pero no siempre es así.

También te puede interesar:  Decorar mesas para el convite de bodas

Más particularidades que nos ayudan a identificar que tenemos un ático ante nuestros ojos, son sus techos, por lo general más bajos que los del resto de pisos de la edificación. También resulta fácil reconocer sus plantas por su irregularidad y por los elementos estructurales que podemos descubrir en ellas. No es nada extraño encontrar en medio del salón una columna, o que las paredes de las habitaciones principales no sean del todo uniformes.

Aún así, vivir en un ático cautiva por muchas razones, como sus envidiables espacios exteriores. Son mucho más que una terraza, un escenario que nos permitirá tener una vida doméstica al aire libre, con zonas de ocio, de comedor e incluso disfrutar de una cocina. Estrenar casa implica todas estas opciones domésticas, solo es cuestión de saber qué debemos esperar en cada una de ellas.

¿Encuentras la tuya?