8 colores antiestrés para decorar tu hogar

-

- patrocinador -

¿Sabes que los colores pueden influir en nuestro estado de ánimo? Tienen la capacidad de estimular los sentidos y favorecer nuestro bienestar. Si quieres que tu casa tenga una atmosfera relajante, apuesta por los colores antiestrés para convertir tu hogar en un remanso de paz.

Colores antiestrés: rosa palo


Fuente: pinterest

En estos difíciles momentos que estamos viviendo por la pandemia del Covid-19, necesitamos crear una ambiente seguro y relajante en nuestro hogar. Uno de los colores antiestrés es el rosa palo, una tonalidad relajante que influye en nuestros sentimientos invitándonos a ser amables, suaves y profundos e induciéndonos a sentir amaro cariño y protección. Este color está asociado con la entrega, generosidad, amor e inocencia.

- patrocinador -

Los colores pastel tienen el poder de suavizar cualquier ambiente, creando una decoración relajante y chic. Combina muy bien con colores como el blanco, gris, morado, negro y con complementos en dorado y cobre.

Azul índigo


Fuente: pinterest

El azul índigo es uno de los colores antiestrés que puedes utilizar para decorar cualquier estancia de tu casa. Fue uno de los colores más utilizados en la Antigüedad. Hay registro de su utilización en las civilizaciones egipcias, griegas y romanas así como en Irán y Perú. En sus origines está relacionada con el lujo, la realiza y la riqueza.

Este color ayuda a la meditación y la paz. La sinceridad y la integridad son cualidades del color azul indago. Es la combinación de azul profundo y violeta, teniendo los atributos de los dos colores. Como color en la pared es rico y reconfortante, agrega profundidad a las paredes. Funciona bien con colores como el blanco, gris, beis, amarillo, que dotarán a la decoración de calma y paz.

Verde


Fuente: decoracionsueca

El verde es un color relajante y refrescan que induce a la serenidad y armonía. Está relacionado con la naturaleza, con la fertilidad, la vida y la buena salud. Tienen un efecto tranquilizante y equilibrado y está asociado a la positividad, la alergia, y a la paz. Es uno de los colores antiestrés para decorar tu casa, tanto el salón, dormitorio…

Es un color de una fuerte personalidad y una amplia variedad cromática. Puedes utilizar cualquiera de sus múltiples tonalidades: oliva, manzana, menta, pistacho, jade, hoja… para crear una decoración relajante y armoniosa. Las tonalidades verde agua y verde menta aportarán luminosidad y frescura. Para un ambiente sereno apuesta por el verde esmeralda. Si te gustan los tonos fuertes opta por los verde más oscuros que funcionan bien con colores neutros y claros.

Blanco


Fuente: nomadbubbles

El blanco es el color por excelencia de la relajación y la paz. Está asociado a la pureza, la inocencia y la paz. A pesar de ser un color neutro tienes muchos matices como blanco roto o hueso cuando se mezcla con ocres, blancos grisáceos cuando se mezcla con azules. Es uno de los colores más utilizados en los estilos decorativos: nórdico, minimalista y Saby chic.

Combina muy bien con suelos de madera clara y con acentos de color para evitar crear un ambiente frio provocado por los ambientes completamente blancos. Es uno de los colores antiestrés que puedes escoger para pintar las paredes de tu casa.

Gris

Fuente: pinterest

El color gris es elegante, sobrio, calmante y relajante, además de versátil y atemporal. Puede aportar sofisticación y equilibrio en los espacios. Existe una amplia gama de tonalidades que pues elegir para conseguir de tu hogar sea un espacio especial. Combina con cualquier color exceptuando los tonos muy oscuros. Con blanco se consiguen ambientes luminosos, elegantes y sutiles. Con tonalidades pastel como el celeste, marfil o salmón conseguirás una decoración suave y agradable. Si quieres aportar calidez combínalo con tonos tierra.

El gris encaja en la mayoría de las habitaciones de la casa. En el salón funciona muy bien con tonalidades claras ya que añaden luminosidad y amplitud visual. La combinación del color gris con la madera conseguirá una decoración luminosa, relajada y atemporal. Es uno de los colores antiestrés que puede escoger para pintar y decorar cualquier estancia de la casa.

Beis


Fuente: pinterest

El beige es un color neutro y simboliza la elegancia y la sencillez. Forma parte de los colores antiestrés para transmitir paz y sosiego. Se integra fácilmente en cualquier estilo decorativo aportando un toque de naturalidad y serenidad. Es un color menos que frio que el blanco y más refinado que consigue ambientes confortables y relajantes.

Colores antiestrés: amarillo mostaza


Fuente: pinterest

Este color elegante y agradable es tendencia desde hace varias temporadas para decorar la casa. Forma parte de los colores antiestrés, combinado con gris, verde, azul y negro dará un toque luminoso y sofisticado. En paredes puedes ser un poco cargante sobre todo en espacios reducidos, sin embargo en sofás y complementos aporta color y serenidad.

Morado


Fuente: pinterest

La gama cromática del morado tiene la capacidad de relajar la mente. Es un color intermedio entre los tonos cálidos y fríos ya que se forma por la unión del rojo y el azul. Transmite paz, combate los miedos y reduce las obsesiones. Se lo relaciona con la sensibilidad, creatividad, misterio y ha estado relaciona con la realeza y lo sagrado.

Forma parte de los colores intensos que absorben mucha luz y consiguen que el espacio parezca más pequeño, por eso es conveniente combinarlo con tonos claros. Es uno de los colores antiestrés recomendados para crear un ambiente sereno y relajado.

¿Te animas a decorar tu casa con los colores antiestrés? Estos colores te ayudará a reducir la ansiedad y el estrés y conseguir un ambiente  lleno de paz y armonía.

- patrocinador -
Avatar
Elena Torrente Diaz
Diseñadora de interiores y blogger en blogs de interiorismo, diseño y decoración.