Cómo organizar los muebles de la cocina

Cómo organizar los muebles de la cocina

color en la cocina

En la cocina pasamos mucho tiempo y esto hace que sin darnos cuenta los muebles de esta estancia se desordenen… no es algo que hagamos a propósito, pero sucede. No importa cómo es tu cocina, o el tamaño de tus muebles, si no tienes cuidado, acabarán desorganizados. Mantenerla ordenada es fundamental porque te ahorrarás tiempo al cocinar porque encontrarás las cosas rápido y dinero (no tendrás que comprar artículos duplicados por no recordar que los tenías).

Pero lo mejor de todo, es que también conseguirás que la limpieza sea mucho más fácil y rápida… y es que tener los muebles ordenados y bien organizados, ¡son todo ventajas!

Ordena los muebles de tu cocina

Limpiar los muebles de tu cocina es el primer paso para organizarte. Haz esto incluso antes de comprar soluciones de almacenamiento o de intentar reorganizar las cosas. Primero, debes asegurarte de tener cerca un bote de basura y una caja para artículos para donar (o vender). Luego, saca todo de tus armarios. Revisa cada artículo y tíralo a la basura, dona/vende, mételo en cajas o guárdalo en una pila. Retira la basura y las cajas de artículos de los que debas deshacerte antes de comenzar a ocuparte de tus cosas.

cocina ordenada
pixabay.com

Ordena en categorías

Ahora es el momento de organizar el contenido de los muebles de tu cocina que estás guardando. El objetivo es categorizar los artículos de una manera que tenga sentido para la forma en que tu hogar usa la cocina. No te preocupes demasiado por la apariencia; la función es más importante para un mueble de cocina.

La mayoría de las personas prefieren separar los alimentos de los utensilios de cocina/vajilla en los muebles de la cocina. Entonces, puedes dividir tus artículos en estos dos grupos. Luego, subdivide los grupos a partir de lo que has hecho.

Por ejemplo, los artículos comestibles se pueden subdividir en bebidas, ingredientes para cocinar, refrigerios, productos enlatados y cualquier otro alimento que conserves. Los utensilios de cocina/vajilla se pueden subdividir en ollas y sartenes, utensilios de cocina, tablas de cortar, platos y tazones, vasos y tazas, y más. Los detalles dependen completamente de ti, pero el final es conseguir cada subcategoría unida una vez que devuelva todo a los muebles.

También te puede interesar:
Una solución práctica para una cocina pequeña

Asigna los artículos a los muebles de cocina

Antes de guardar todo, da un paso atrás y evalúa cómo usas tu cocina. Querrás que todos tus artículos de cocina estén lo más cerca posible de donde los usas con más frecuencia. No dudes en cambiar la ubicación donde almacenaste artículos anteriormente. Por ejemplo, no es necesario que guardse las especias para cocinar en la despensa si te resultan más convenientes en un mueble junto a la vitrocerámica.

Además, planifica estratégicamente cómo colocarás los artículos dentro de cada mueble. Por ejemplo, supongamos que has decidido dedicar un mueble a todos tus vasos y tazas para beber. Si bebes café todos los días y bebes una copa de vino solo una vez al mes, no necesitas colocar ambos tipos de copas al frente dentro del mueble. Puedes empujar las copas de vino hacia atrás para que las tazas de café sean más cómodas de alcanzar. 

tener la cocina en orden
pixabay.com

Utiliza el mismo enfoque para tu vajilla y utensilios de uso diario en comparación con los artículos que solo usas en ocasiones especiales. Recuerda que no tienes que volver a poner todo en tus muebles, solo lo que necesites. Es posible que algunos artículos se coloquen mejor en el mostrador de la cocina o en otro lugar para liberar espacio.

Cuando asignes tus artículos a los muebles, considera qué es mejor almacenar en los muebles superiores (alimentos, vasos, platos, contenedores de almacenamiento de alimentos, etc.) que en los inferiores (electrodomésticos, ollas, sartenes, tablas de cortar, artículos de limpieza, etc.).

Ir arriba