No es solo una mesa, es mucho más que eso. Es la carta de presentación de tu salón, un espejo en el que se reflejan tus gustos y tu personalidad. Por eso es importante elegir bien los objetos con los que vas a decorar tu mesa de centro. Aquí tienes algunos consejos muy útiles para que puedas hacerlo con éxito.

decorar tu mesa de centro
Fuente: Hunker

Elegir las cosas y los complementos con los que decorar tu mesa de centro no es una cuestión sin importancia. Más bien al contrario, la forma en que lo hagas dirá mucho de ti y de tus gustos. Te contamos algunas consideraciones a tener en cuenta para darle mucho estilo a tu mesa de café.

¿Con qué cosas puedes decorar tu mesa de centro?

Fuente: Coco Kelley

Todo depende de tus gustos, por supuesto. Pero hay un sinfín de alternativas interesantes para conseguir una mesa de café de lo más estilosa. Desde libros hasta jarrones, pasando por objetos curiosos, figuras decorativas, velas, etc.

Juega con los tamaños y alturas de las cosas, mezcla texturas al elegir los materiales y le darás dinamismo a la composición. Y procura que la combinación de colores no distorsione la armonía del conjunto.

En busca del equilibrio

Fuente: Coco Kelley

Ni muy abarrotada, ni demasiado vacía. Ni todo muy grande, ni muy pequeño. Una vez más, el equilibrio es la clave para lograr el triunfo en esta cuestión. Y es que en decoración, y aunque nos gusten los contrastes, los ambientes armónicos y equilibrados marcan la pauta del buen gusto.

Elige objetos de diferentes tamaños para decorar tu mesa de centro y agrúpalos de forma que la composición resultante tenga un sentido, una armonía. Si te decides por objetos demasiado voluminosos, aunque tu mesa de centro sea grande, el resultado será muy pesado. Y si la llenas de muchas cosas pequeñas, transmitirá una sensación de desorden. Recuerda: en el equilibrio está el secreto para acertar.

También te puede interesar:  Trucos para decorar un pequeño loft

Y en cuanto a la altura de los objetos, mejor combina cosas altas y bajas para crear focos de interés visual.

Apuesta por los números impares

Fuente: Studio McGee

Los grupos de tres elementos (o de cinco) resultan más interesantes que las composiciones que tienen como base un número par (como dos o cuatro). En este caso, es una buena idea huir de las parejas y elegir los números impares para decorar la mesa de centro.

Esto no siempre es así, ya que en otras ocasiones elegir las parejas y apostar por la simetría es una opción de lo más recomendable. Sin embargo, a la hora de aportar estilo a la mesa de delante del sofá, conviene jugar a los conjuntos de elementos impares.

Si la mesa es rectangular, puedes dividirla visualmente en tres partes y colocar tres grupos de objetos decorativos.

Objetos muy especiales

Fuente: Homedit

Recuerdos de viajes, cosas que pertenecieron a nuestros abuelos, objetos sorprendentes, etc. Cualquiera de estas cosas pueden quedar muy bien en nuestra mesa de centro.

Y no solo resultará decorativo, sino que llamará la atención de aquellos que nos visitan. Y si esos objetos curiosos tienen una historia detrás pueden ser la clave para iniciar interesantes conversaciones, ¿no crees? Es lo que ocurre si pones algún objeto de anticuario, o alguna cosa del pasado.

El toque fresco: flores en jarrones

Fuente: Hunker

Las flores frescas, o incluso los ramos verdes, son una bonita e interesante opción para decorar tu mesa de centro. Y también las plantas. Decorar nuestra casa con plantas es una estupenda manera de poner un toque fresco y verde en cualquier ambiente.

Si te decides pon colocar un jarrón con flores, procura que se vea completo. Elige floreros de boca estrecha para lograr este efecto. Y no dejes que se marchiten demasiado. Las flores artificiales son una alternativa para conseguir que siempre luzcan perfectas. Hay algunas muy realistas y realmente bellas.

También te puede interesar:  Decoración de salones ¡con estilo primaveral!

Cajas y bandejas para una sensación de orden

Fuente: Homedit

Poner sobre la mesa una bonita bandeja que contenga otras cosas es una buena idea parea delimitar el espacio y mantenerlo en orden. Dentro puedes poner velas, pequeñas macetas con plantas, algún libro, y otros objetos que decoren.

Además, esta solución resulta práctica para despejar la mesa en un momento cuando necesites usarla.

Por otra parte, las cajas pueden guardar cosas mas pequeñas y las mantienen a salvo de la vista de todos. Ponen una nota misteriosa y atractiva, y hay un larguísimo repertorio de materiales y modelos para elegir: de madera, de metal, de cristal, de cerámica, de hueso, con incrustaciones, etc. Personalmente, elegir una bonita caja para decorar tu mesa de centro me parece una gran idea.

Como ves, no debes elegir con prisas lo que pones en tu mesa de café. Dedica un tiempo a pensar en las cosas que te gusta mostrar y cómo disponerlas. No te empeñes en hacerlo rápido. Mejor ve probando diferentes maneras hasta que des con la composición más adecuada. El resultado te convencerá. Seguro.