Cuando hablamos de renovar la decoración de casa, de dar un giro a su estilo, hay un espacio que suele caer en el olvido. Poner el baño al día, entrar en él y comprobar que nos encanta. Tener la misma sensación que nos despierta el hecho de contemplar el salón o los dormitorios. Unos cuantos consejos express bastan para decir adiós a todo lo que suena pasado de moda en él. ¡Empezamos!

poner el baño al día
Fuente: cevelle

Si decidimos poner el baño al día en su decoración es porque somos conscientes de que hay muchos elementos en él que ya no nos gustan. Se trata de deshacerse de todos esos accesorios y utensilios que elegimos en su día al montar la casa. O simplemente no los encontramos cuando nos mudamos a ella. Retirarlos nos permitirá descubrir que este espacio ha ganado muchos puntos decorativos.

Poner el baño al día con textiles que son tendencia

Fuente: Tucantex

Las toallas son un elemento clave para poner el baño al día. De su mano podemos conseguir de forma express rodearnos de tejidos que son tendencia en texturas y colores. Y de paso asegurarnos de que nos proporcionen un alto grado de confort. Por tanto, habrá que retirar las que llevamos colgando en el toallero toda una vida. Seguro que han perdido gran parte de su encanto y ya no secan tan bien. Adiós a esos conjuntos trasnochados.

Por tanto, empezar a poner el baño al día cambiando nuestros juegos de toallas es un gran comienzo. Aunque el algodón cien por cien es la fibra natural por excelencia dada su gran capacidad de absorción, es una oportunidad fantástica para introducir tejidos mucho más novedosos. O volvernos más selectivos al escoger ropa de baño de algodón eligiéndolo peinado. El motivo es que sus fibras son más largas y eso hace que sean más suaves y absorbentes.

También te puede interesar:  Una campana de Pando impecable
Fuente: Leroy Merlin

Si decidimos apostar por textiles nuevos, valdrá la pena vestir el cuarto con toallas de fibras de bambú o íntegramente fabricadas en esta materia. Destacan por sus características hipoalergénicas y antibacterianas. O bien probar las que van hechas a partir de lino. Imprimirán un aire súper natural y tendremos asegurado una máxima absorción y sensación de frescor.

Adiós a las lámparas poco funcionales

Fuente: Leroy Merlin

Otro truco infalible para poner el baño al día es cambiar sus lámparas y apliques. Por fin. Imprescindible cuando tienen un aire un tanto rancio o resultan poco funcionales. Si nunca las hemos renovado seguro que se habrán quedado desfasadas con respecto al resto del conjunto decorativo. Me refiero al estilo del mueble bajolavabo y a los armarios auxiliares y estantes. Incluso a la propia encimera del baño. Deshacerse de este tipo de lámparas nos permitirá quitar años de encima a su decoración. Así que adelante con retirar esas tulipas de cristal soplado donde es casi imposible limpiar a conciencia.

En su lugar podemos optar por infinidad de pantallas y focos que aportan modernidad y funcionalidad por igual. No olvidemos que este espacio necesita iluminación general, puntual e indirecta. Un aplique minimalista, acabado en acero cromado, o un juego de lámparas de techo de vidrio sobre el espejo del tocador, lo cambiará todo en él. Empezaremos a comprobar que poner al día el baño lo ha vuelto más actual.

Nada de naturaleza muerta

Fuente: think your deco

Ha llegado el momento de decir adiós a los elementos vegetales artificiales en jarrones y cestos de fibras naturales. Por muy reales y coloristas que sean, no denotan estar a la última en decoración. Más bien todo lo contrario. Así que también es una forma sencilla y express de poner al día el baño de casa. Ahora bien, no se trata de renunciar a la presencia de flores y plantas si son nuestra debilidad. Solo es cuestión de introducirlos de otro modo quesea tendencia, y la estética botánica o el estilo jungla lo son. Yo los encuentro perfectos para crear rincones vegetales a base de cactus grandes y plantas crasas, siempre y cuando haya una buena fuente de luz natural donde se vayan a colocar. Así crearemos un estilismo muy natural, relajado y a la última.

También te puede interesar:  Mural de Cuerdas

Guerra total al desorden en busca de armonía

Fuente: ingatlanbazar

Un último truco express pero sagrado para poner al día el baño de nuestro hogar. Consiste en plantar cara al desorden que suele reinar en él cada día. Podemos mejorar muchísimo este aspecto que solo genera caos funcional y estético. Hablo de todos esos pequeños productos de belleza y de nuestro aseo personal que quedan a la vista y que poco a poco nos van invadiendo terreno. Ni se lleva ni es cómodo. Seguro que existe más de un lugar donde guardarlos: en cajones y estantes para que no ocupen ningún papel protagonista en la decoración. Y esos cestos para la ropa que te niegas a esconder.

Fuente: Badrumsdrommar

Un baño despejado, ordenado y en armonía será el objetivo. Totalmente alcanzable si acudimos al método que Marie Kondo plantea para hacer realidad la magia del orden en cualquier espacio del hogar. Así que manos a la obra. Nada como deshacernos de ese ejército de objetos y accesorios que no usamos. No solo ocupan espacio, tampoco aportan beneficio alguna emocionalmente. Si nos libramos de ellos, habremos logrado desintoxicar la habitación. Y además ganaremos espacio para plantear una nueva organización bastante más cómoda, clasificando todos los productos por grupos. A ser posible con una encimera despejada que nos transmita armonía nada más verla. Como verás, poner al día el baño no es para tanto y a cambio su decoración ganará muchísimo.

¿Te animas con alguno de estos trucos?

Compartir