¿Tu casa necesita un cambio de look? Nada como renovar la pintura de las paredes para darle un aire totalmente nuevo a los ambientes. Una habitación recién pintada, aunque los muebles sean los mismos, parecerá otra. Y si no lo crees, haz la prueba. Pintar tu casa no tiene por qué ser un trabajo complicado y puedes hacerlo tú mismo. Aquí tienes algunos consejos que te vendrán muy bien.

pintar tu casa Color Jotun
Fuente: Jotun

De las tareas de bricolaje que todos podemos llevar a cabo si nos ponemos, pintar las paredes es una de las más sencillas. Sí, es laboriosa, pero no se necesitan grandes aptitudes para hacer un impecable trabajo de pintura, y puedes ahorrarte un buen dinero si te decides a hacerlo tú mismo.

La clave está en tener claros algunos aspectos que facilitan y mejoran la tarea. Además, no hace falta pintar toda la casa en dos días. Es mucho mejor planificar una habitación cada fin de semana, por ejemplo, para poder hacerlo con calma. El resultado será mucho mejor.

Elegir la pintura para pintar tu casa

pintar tu casa Borough Market
Fuente: Mylands

Lo primero que hay que hacer, una vez tomada la determinación de pintar la casa, es elegir la pintura. Al margen del color que te guste, hay muchos tipos y calidades de pintura y conviene dejarse asesorar por un profesional. Cuando vayas a comprarla, tendrás que fijarte en dos aspectos que son fundamentales: su cubrición y su lavabilidad. La cubrición es la capacidad de la pintura de cubrir el fondo en cada capa. Cuanto más cubriente sea, menos capas habrá que dar, y más fácil nos resultará el trabajo.

Por otro lado, la lavabilidad indica si la pintura es lavable o no y en qué grado. Es decir, a mayor lavabilidad más fácil será eliminar las manchas pasando un trapo húmedo sin peligro de eliminar la pintura. Si eliges una pintura de calidad, que tenga alta lavabilidad, lo agradecerás después cada día, sobre todo si hay niños en casa. Tus paredes estarán limpias y perfectas mucho más tiempo.

Y en cuanto a los colores, recuerda que para espacios pequeños se recomiendan los tonos claros y luminosos. Si tienes habitaciones amplias puedes elegir colores más oscuros y potentes.

Antes de pintar, hay que preparar la pared

pintar tu casa Ecos Living Room
Fuente: Lakeland Paints

Para empezar, vacía la habitación todo lo que te sea posible. En este momento te darás cuenta de la cantidad de cosas que acumulamos y que nunca usamos… (mira, éste es un buen momento de hacer limpieza a fondo). Pon los muebles en el centro de la habitación y cúbrelos con plástico o con telas viejas. Cubre también el suelo, los marcos de puertas y ventanas con cinta de pintor, los rodapiés, los interruptores y enchufes, etc.

Esta parte del trabajo es algo aburrida. En este momento estamos locos por empuñar el rodillo y comenzar a pintar. Sin embargo, tienes que saber que cuánto más tiempo inviertas en taparlo todo, menos tendrás que invertir en limpiar. De verdad, merece la pena dedicarle a esta tarea todo el rato que sea necesario.

A continuación debes lijar los desperfectos de la pared y rellenar las grietas o agujeros con masilla. Aplica una capa de imprimación selladora, espera hasta que esté totalmente seca y tu pared quedará lista para comenzar a pintar. La imprimación hará que ahorres pintura ya que la pared absorberá mucha menos cantidad y te cundirá más.

Cómo calcular la cantidad de pintura que necesitas

pintar tu casa titanlux
Fuente: Titanlux

Comienza por medir el suelo de la habitación que quieres pintar y calcula los metros cuadrados de pared. Con 1 litro de pintura podrás pintar unos 10 metros cuadrados, aunque debes tener cuenta algunas cosas que pueden variar tu cálculo. Por ejemplo, si la pared es lisa o tiene gotelé (estas absorben un 50% más de pintura), o si le has dado o no una imprimación previa.

En cualquier caso, puedes guiarte también por las indicaciones del fabricante, ya que todas las pinturas no son iguales. Además, ten en cuenta que por cada puerta que tenga la habitación habría que descontar 2 metros cuadrados y que cada ventana supone 1 metro cuadrado menos.

Coge el rodillo y… ¡manos a la obra!

pintar tu casa jotun recibidor
Fuente: Jotun

Ya estás listo para comenzar a pintar. Moja el rodillo sin cargarlo demasiado y comienza siempre por el techo. Pinta dirigiendo el rodillo hacia la luz para que no queden sombras. Una vez hayas terminado, sigue con las paredes. Es importante dar la última mano en la misma dirección que la anterior y, si las paredes son lisas, pinta con el rodillo de arriba hacia abajo varias veces y muy despacio.

En paredes lisas usa rodillos de pelo corto, y si tienes gotelé, mejor que sea de pelo largo. En ningún caso cargues mucha cantidad de pintura para que no se amontone. Y cuando termines de dar la primera capa, espera el tiempo suficiente para que se seque bien antes de dar la segunda.

Verás como antes de que te des cuenta… habrás terminado. Ahora debes mantener la pintura lo mejor posible. Si has utilizado pintura plástica, limpia cualquier mancha que se produzca cuanto antes, aunque sea pequeña. Y si se producen grietas o humedades, repáralas enseguida.
Después de estos consejos, ¿te animas a pintar tu casa tú mismo?