En el artículo de hoy os contamos cómo realizar una fantástica y curiosa guirnalda que puede adornar cualquier evento que hagamos en casa. El diseño atípico de este tipo de guirnaldas es la que la hace tan distinta a las demás.

Existe un gran abanico de posibilidades a la hora de realizar una guirnalda decorativa, hoy utilizaremos la tela para crear bonitos flecos y dar un aire diferente al adorno. Los materiales que necesitarás serán:

  • Trozos de tela
  • Regla
  • Hilo o yute

Lo primero será escoger una tela  que sea igual de ambos lados, como en este caso. Después recorta la tela del tamaño que quieras, así creamos cada parte de la guirnalda. Recuerda que al final del trabajo el largo se reducirá a la mitad, así que calcularemos el doble de tela y material para trabajar.

Ahora para hacer los flecos plegamos la tela por la mitad y hacemos cortes verticales respetando, al menos, 10 cm de tela sin cortar.

Despliega la tela y, desde uno de los extremos sin cortar, la vamos enrollando hacia arriba.

El rollo que vamos consiguiendo, intenta que sea lo más ajustado posible. Sigue enrollando la tela hasta obtener un tubo de flecos en los dos extremos.

El tubo de flecos obtenidos lo doblamos por la mitad y lo atamos en la parte superior, puedes hacerlo con un trozo de tela pequeño. Cuando acabes deberemos obtener algo similar a esto.

Para concluir repite este paso con todas las telas que quieras. Mientras más hagas, más larga será tu guirnalda de tela. Por último ubícala donde más te guste y a esperar a tus invitados.

También te puede interesar:  ¡Imaginación al poder!

Imágenes de: Prudent Baby.

Compartir