Han vuelto y parece que para quedarse. O puede que nunca se hayan ido. Los colores pastel no son una tendencia del presente, sino que llevan décadas decorando los interiores de muchas casas. Hoy resurgen gracias a su luminosidad y ligereza. Decora con colores pastel y disfruta de una casa alegre y llena de luz.

colores pastel decoist
Fuente: Decoist

Rosa suave, azul celeste, un amarillo claro, verde menta, lavanda… El repertorio de tonos pastel es amplio y está lleno de matices. Y todos estos colores comparten un rasgo común: son alegres, relajantes y divertidos. Transmiten buen rollo. Si tus espacios necesitan luz y alegría, decora tu casa con colores pastel y acertarás.

Otra de las razones más poderosas para elegir los colores pastel para nuestra casa está en su versatilidad. Se trata de tonos suaves y delicados que aportan atemporalidad a los ambientes. No se pasan de moda, sino que siguen vigentes y cargados de razón por mucho tiempo que pase.

Los colores pastel, perfectos para el verano

Fuente: Decoist

El repertorio cromático de los colores pastel es alegre y divertido. Quizá por eso quedan de maravilla en decoraciones de sabor primaveral y en interiores pensados para el verano.

Son colores frescos, perfectos para equilibrar ambientes veraniegos. Además, son fáciles de combinar con materiales como la madera en sus acabados más naturales.

Puedes usarlos para pintar las paredes. Si te decides por esta opción, no pintes todas las paredes igual para evitar un efecto demasiado irreal. Mejor pinta con ellos solo una pared y combínalos con blanco en el resto. El resultado será mucho más elegante.

Imprescindibles en casas de estilo nórdico

Fuente: Decoist

Puede que sea por su luminosidad, que aumenta de forma considerable si los mezclas con blanco. El caso es que las casas decoradas con estilo nórdico hacen gala de bonitos tonos pastel en sus interiores, ya sea en las paredes, en los muebles o las tapicerías.

También te puede interesar:  ¿Buscas apoyo en tu cocina?

También son perfectos en ambientes con un marcado aire retro. En estos espacios los colores pastel actualizan la decoración. Mantienen y subrayan el estilo retro, pero actualizándolo para la época actual.

Perfectos en toda la casa

Fuente: Maisons du Monde

Cuando pensamos en decorar con colores pastel, la mente se nos va sin quererlo a ambientes románticos y femeninos. O, incluso, a habitaciones infantiles. Pues bien, esto no tiene por qué ser así. Hoy los colores pastel se pueden emplear en cualquier espacio de la casa, incluido el salón o la cocina.

Atrévete a utilizarlos en espacios comunes, y no solo en las habitaciones más privadas como el baño o el dormitorio. Cierto que esta gama de color es perfecta para esos ambientes, pero también quedan de cine en otras estancias.

Y si te parecen demasiado suaves para tu salón, añade algún toque de color intenso y fuerte. ¿Qué te parece incorporar al sofá claro unos cojines confeccionados con telas de colores vivos? O cuelga de la pared principal un cuadro de gran formato con colores intensos. O elige complementos en tonos potentes. Hay muchas formas de contrarrestar la suavidad de los colores pastel en un ambiente.

Apuesta por el rosa

Es uno de los colores pastel más habituales en decoración. Y es que el rosa ha dejado de ser un color secundario para convertirse en absoluto protagonista de la decoración. Queda perfecto en el cuarto de baño y también en espacios de estar, ya que transmite calma y relax. Por algo el Instituto Pantone eligió el rosa cuarzo como color del año 2016

Y si te parece demasiado desvaído añádele algunos toques de gris intenso. O pinta toda una pared de oscuro para crear contraste. Esta combinación de rosa + gris es una de mis favoritas. Trasciende la delicadeza del rosa y refleja toda la personalidad que le aporta el gris.

También te puede interesar:  ¿Cuáles son los colores del estilo nórdico en tendencia?

Verde menta refrescante

Fuente: Decoist

El verde menta pastel es uno de los colores estrella en decoración. Se trata de un verde claro al que se le ha añadido una importante proporción de blanco (esta es la clave de los colores pastel). El resultado es fresco y atractivo.

No te cansarás del verde menta, por lo que puedes pintar las paredes con él y darle toda la importancia que se merece.

El azul pastel, para el dormitorio

Un azul pastel muy suave es genial para decorar un dormitorio. Este color frío, en todos sus tonalidades, es perfecto para aquellas zonas pensadas para el descanso ya que transmite relax y serenidad. Utilízalo en las paredes y también en la ropa de cama, y añade algún otro color para dotar al ambiente de personalidad. Si lo combinas con muebles de madera clara de estilo nórdico conseguirás un dormitorio muy actual.

Como ves los colores pastel no tienen por qué resultar cursis o infantiles. Todo depende de cómo los utilices o con qué los combines. Aprovechar sus cualidades puede ser todo un acierto. ¿Cuál de todos es tu favorito?

Compartir