Decora tu casa en verde y llénala de frescor y vitalidad

-

- patrocinador -

casa en verde
Fuente: Pinterest

Es el color de la naturaleza, de las plantas, de la esperanza… Decora tu casa en verde y lograrás darle a tus ambientes un toque fresco y luminoso. Introducir este color mágico en la decoración es una de las formas más rápidas y efectivas de revitalizarla. Aquí tienes algunas claves para utilizar este poderoso color con acierto.

Es el color que mejor simboliza el renacer de la naturaleza, pero eso no quiere decir que solo podamos utilizarlo en primavera. Cualquier época del año es buena para apostar por el verde, incluso en este momento en que el verano va tocando a su fin y el otoño nos espera. En lugar de pensar en ocre y tonos dorados, deja que el verde y sus matices trastoquen tus esquemas. ¡Te encantará el resultado!

¿Quieres un plus de vitalidad? Decora tu casa en verde

- patrocinador -

casa en verde
Fuente: Farrow&Ball

Hay veces en que la decoración de nuestra casa necesita un poco de vida. No es que esté anticuada, ni pasada de moda. Simplemente es que le falta vitalidad. Pues bien, si es tu caso aquí tienes una sugerencia infalible para acabar con el problema: apostar por el verde y ponerle algunos toques de este color al interiorismo. ¡Verás qué diferencia!

casa en verde
Fuente: Pinterest

Para conseguirlo puedes proceder de diferentes maneras, desde pintar las paredes hasta cambiar algunos complementos de decoración. Además, no hay un único verde sino toda una gama variada de tonalidades y matices distintos que te prometen un amplio panorama de ideas.

Verdes que enamoran

casa en verde
Fuente: Bruguer

Si vas a pintar las paredes de tu casa y estás valorando el verde como uno de los colores a utilizar, piensa primero qué es lo que quieres conseguir en el espacio en cuestión.

El verde lima o el verde manzana son intensos y muy dinámicos, y quizá no sean la mejor opción en dormitorios y zonas de descanso. En estos espacios puedes optar por un tono más relajante como el verde menta o el verde musgo.

Fuente: Farrow&Ball

Diferentes tonos para distintos estilos

Fuente: Farrow&Ball

A la hora de elegir el matiz de verde que mejor le va a nuestra casa, hemos de fijarnos en el estilo decorativo que impera en nuestros espacios. Si nuestra casa está decorada en un estilo rústico y campero, el verde agua puede ser la opción más adecuada.

Fuente: Bruguer

A otros estilos, como puede ser el nórdico, le van muy bien los verdes azulados. Si resultan algo fríos siempre puedes combinarlos con otros colores que aporten calidez: en este sentido el rosa es una de las mejores opciones. También puedes añadir algunas piezas de madera.

Fuente: Farrow&Ball

Los verdes más oscuros como el verde botella, o los turquesas más intensos, funcionan de maravilla es ambientes decorados según un patrón retro y vintage, ya que fueron de lo más habitual en los años 60 y 70. Mezcla estos verdes con blanco, gris y mostaza para darles un aire moderno.

Consejos que te ayudan a acertar

Fuente: Farrow&Ball

Si estás convencido de decorar tu casa en verde, te vendrá bien saber algunas cosas que te ayudarán a obtener el mejor resultado. Para empezar, se cauto a la hora de elegir los tonos de verde claro y no combines más de dos en una misma habitación. Y si es solo uno, mejor que mejor. Para darle potencia al ambiente añade algún color intenso que combine bien, como el amarillo o el rosa.

Fuente: Bruguer

El azul, un tono también frío, es un buen compañero para el verde. Elígelo en una intensidad parecida y llenarás tu casa de personalidad.

Fuente: Pinterest

Y recuerda que el verde no es solo para salones o dormitorios. La cocina es un espacio que se enriquece muchísimo gracias al color verde. Elige verdes potentes como el verde caza para darle carácter.

Verde y amarillo, una pareja de película

Son dos colores que se llevan de maravilla. Sean cuales sean los matices, el verde y el amarillo se entienden bien, por lo que se convierten en la combinación ganadora en cualquier espacio. Apuesta por un amarillo limón para potenciar la luz de los verdes más apagados. O por un color mostaza, tan original y de plena actualidad, que además combina genial con cualquier tono de verde, ya sean más claros o más oscuros.

Los tonos más dorados de ocre ganan enteros al combinarlo con verdes musgo, verde menta o verde hierba. Con esta mezcla conseguirás espacios muy cálidos y acogedores.

Un toque estampado

Fuente: Pinterest

Hay muchos estampados que acompañan de maravilla a los diferentes tonos de verde del espectro cromático. No solo los patrones florales y botánicos son terreno abonado para el verde, sino que es un color fantástico para otro tipo de diseños como los geométricos.

Y en lo que se refiere a los motivos más naturales, el verde es la estrella en estampados tropicales, botánicos, románticos, etc.

Sea cual sea tu verde favorito, hazle un hueco en tu decoración y disfruta de sus muchas cualidades. No te arrepentirás.

- patrocinador -
Monica Corredera
Monica Correderahttps://decoracion2.com/
Periodista especializada en decoración. Interesada por todo lo que tiene que ver con el interiorismo y el mundo deco.