Las rayas y círculos llegaron para hacer de las habitaciones un espacio lleno de vida y dinamismo, sin la necesidad de agregar numerosos accesorios decorativos.

Un acabado en pared no tiene por qué siempre ser clásico o muy detallado, si decoras con figuras básicas en colores lisos también podrás tener una apariencia atractiva en tu hogar y en tus habitaciones, es más, lo tendrás donde tú lo desees.

Pintar con ratas y círculos en las recamaras, es una propuesta perfecta para niños y niñas, además de que también es para jóvenes de entre 10 y 20 años de edad, porque permiten otorga vida a esos espacios tan especiales para ellos durante su crecimiento.

Esta decoración otorga un tipo de dinamismo a los cuartos, estimula la imaginación y la creatividad, además de que, como son figuras básicas, se pueden adecuar a cualquier espacio.

En este tipo de decoración, las líneas son las favoritas, porque puedes conseguir una gran cantidad de efectos visuales, aunque también los círculos, en combinación con las rayas, dan también una experiencia y apariencia moderna y un tanto minimalista.

Las líneas se puede poner tanto en un patrón vertical como también en un patrón horizontal, como lo desee, sus ventajas es que dan la ilusión de que el espacio es un poco más amplio de lo normal o también más alto.

Además, si las paredes del cuarto son muy altas, se pueden colocar líneas truncas que no lleguen hasta el techo, dará la sensación de que el área está más equilibrada, pero si es pequeño, puedes colocarlas hasta arriba para que de el efecto de que la amplitud es aun mucho mas mayor en cuestión a la altura del cuarto.

Rayas y círculos son aliados del buen gusto, solo debes saber cómo colocarlos para que asi den la apariencia adecuada que justamente estas buscando.