La habitación de los más pequeños de la casa es un espacio especial, que requiere de una decoración especial y elementos, accesorios y mobiliario específico.
En esta estancia es donde los pequeños juegan, duermen, estudian y comparten su tiempo con los padres, amigos o hermanos. De esta manera deberemos hacer de esto un estupendo refugio. Con la decoración transmitiremos seguridad y confortabilidad.
La organización será algo esencial, organización para mantener ordenada la estancia.. recuerda que deben tener espacio para bailar, jugar, saltar y estudiar… pero también es un espacio para aprender y aprender a recoger.
Cuando son bebés aún no contará demasiado el tema de la decoración.. pero a partir de los dos, tres años de edad los pequeños desarrollarán sus aficiones respectivas y lo mejor es centrarse en estas para la decoración.
Si tus hijos tienes colores favoritos, algún personaje que les guste o cualquier tema que le encante procura buscar colchas, edredones, cortinas, alfombras, artículos decorativos que sean sobre sus temas preferidos.
Otra parte muy importante es la iluminación de la habitación. La luz natural siempre es la más aconsejada, pero una vez que se hace de noche podemos colocar una luz central y otra que luz más tenue que sirva para que se pueda relajar y dormir mejor.
Si tu hijo es inagotable, juega, salta, baila sin parar y es un torbellino quizás tengas un poco de miedo de poner lámpras de pie o de mesa.. si es así puedes poner luces de pared, apliques o bien lámpara de techo.
Por otro lado, si hay enchufes en la habitación procura que estén bien cubiertos por protectores, de esta forma evitaremos sustos innecesarios. Por último te comentamos  que cualquier tipo de muebles que metamos en la estancia intentaremos que las esquinas sean redondeadas o bien poner cubre esquinas.. de esta forma evitaremos los típicos golpes de los niños.