La decoración japonesa se distingue por su tendencia minimalista caracterizada por la sobriedad, sencillez y naturalidad.

sala japonesa

Si te gusta este estilo decorativo y lo quieres trasladar a tu hogar debes tener muy presente que en la decoración japonesa no cabe la palabra “desorden“.

La decoración japonesa no abusa de elementos ni objetos decorativos. Además, en cuanto a mobiliario, este tipo de decoración requiere sólo de los muebles esenciales y rechaza la ostentación en los mismos. La sencillez y las líneas rectas forman parte de la filosofía de la decoración japonesa.
Otra de características del estilo japonés son los asientos, y es que los japoneses se sientan el suelo, por lo que son imprescindibles en una casa de estilo japonés disponer de cojines gruesos y cómodos para poder sentarse en el suelo.

Los japoneses interpretan la simetría como un “estancamiento”, por este motivo, la asimetría en la decoración juega un papel importante que no podemos olvidar u omitir.
La naturaleza también se encuentra muy presente en la decoración japonesa, la forma más común de recordar la naturaleza es la madera, pero además puedes apostar por otros elementos como, por ejemplo, el agua.
Para las camas, puedes optar como solución por una cama baja, e incluso puedes colocar el colchón sobre un tatami.
Los biombos, utilizados para separar espacios o ambientes son un clásico en la decoración japonesa. Éstos, combinados con puertas japonesasdarán el “toque” final perfecto a tu decoración al más puro estilo japonés.

habitación japonesa

Por último, para que tu decoración se considere japonesa, es imprescidinble un Ikebana. Es un arreglo floral que presta especial atención a las líneas y al equilibrio, un Ikebana debe tener siempre un número de flores o ramas impar.  

ikebana