Con la llegada del buen tiempo a punto de instalarse en nuestras vidas, apetece más que nunca un soplo de aire fresco para la decoración de casa. Renovarla dejándonos seducir por la luz y la magia de escenarios lejanos. Y la idea de ambientarla inspirándonos en un exótico desierto suena muy sugerente. ¿Lo vemos?

exótico desierto
Fuente: Maisons du Monde

La imagen de un exótico desierto puede ser de lo más estimulante para renovar nuestros interiores domésticos. Y no se trata de hacer mudanza y cambiar todo de arriba abajo. Basta con introducir sutiles pero eficaces cambios decorativos, que podemos ir aplicando en la mayoría de las estancias. Dejar que se apodere de ellas una atmósfera inspirada en la luz y en los paisajes desérticos para empezar a vivir en ellas de una manera más relajada y contemplativa.

Espacios con la luz de un exótico desierto

Fuente: Maisons du Monde

Si hay algo realmente bello en un exótico desierto es su luz y sus miles de matices a lo largo del día. La espectacular luminosidad que irradian sus paisajes. ¿Por qué no inspirarnos en ella para que nuestro dormitorio sea un espacio más envolvente y relajante? Empezaremos a notar el cambio introduciendo la paleta cromática de sus dunas y montañas. Es decir: tierras, naranjas, cremas y dorados en distintos tonos y acabados. Podemos jugar con ellos para pintar muros y superficies. O bien hacerlos visibles sobre objetos decorativos muy singulares y en sintonía con este tipo de decoraciones. Me refiero a grandes hojas vegetales bañadas en color oro, o pequeñas cabezas de animales que podrán lucirse en lugares especiales o algún rincón de la estancia. Quizá encima de una mesita auxiliar, o presidiendo la zona de la cama.

Doseles vaporosos: una deco muy slow

Fuente: KaylChip

Cuando hablamos de decorar evocando la belleza de un exótico desierto, hay que abrir la puerta a los tejidos y fibras naturales, como el ratán y el bambú. Sin duda juegan un papel decisivo en la decoración para crear ambientes sensuales y refrescantes. En los complementos textiles, en el mobiliario, para vestir ventanas y balcones, etc. Incluso podemos permitirnos acentuar la estética de estos escenarios llenos de magia vistiendo la cama con un vaporoso dosel, a base de caídas de un blanco algodón, o de lino marfil.Ahora bien, disfrutar de este tipo de accesorios requiere equipar la cama con algún tipo de estructura en cada extremo.

También te puede interesar:  Pensando en lo que imaginas, decoración infantil

Existen opciones más cómodas y rápidas con resultados muy similares: las mosquiteras que caen desde el techo fijadas por un aro. A partir de ahora nuestro dormitorio empezará a destilar un look tremendamente exótico, con una decoración slow, donde el tiempo parece transcurrir de otro modo

Salones que resplandecen en dorados y tonos arena

Fuente: Maisons du Monde

Ya te lo decía al comienzo de este post. Cualquier habitación de casa puede verse bañada por una imagen que nos recuerde la esencia de un exótico desierto. Y el salón es uno de los espacios que más se prestan a lograrlo con infinidad de detalles inspiradores. Explotar al máximo el exotismo de los dorados es una manera fantástica de generar en él esa atmósfera que vamos buscando.

Si tenemos debilidad por este color tan de tendencia, dejemos que invada el espacio. La única norma a seguir es que su acabado sea mate, para evitar un efecto final barroco o un tanto opulento. Y por otra parte nada actual. Las maderas decapadas o con un tratamiento envejecido son excelentes compañeras para los oros en general. Por ejemplo funcionan muy bien los aparadores de este tipo y las sillas doradas con un diseño vintage. Tal vez nos apetezca reservar un hueco en el salón a estas piezas. Serán infalibles para poner ese toque de exótico desierto tan cautivador.

Ahora bien, puede que los dorados no ocupen los primeros puestos de nuestra lista de favoritos. Pero tampoco queremos renunciar a ellos. En ese caso, bastará con introducirlos a través de objetos decorativos, láminas y pequeñas lámparas. Desde cuadros de cebras, a composiciones florales muy minimal, vasijas y portavelas.

También te puede interesar:  Mi Lata-macetero es lo último…
Fuente: The View From 52

Y no olvidemos evocar el color arena de las dunas, la serenidad que transmite su tonalidad. Podemos utilizarlo como telón de fondo y sobre él añadir pinceladas cromáticas más intensas de ocres y tierras. O simplemente emplearlo como un sutil guiño a estos paisajes desérticos e interminables. Es una tonalidad perfecta para volcar sobre suelos de madera, y también para lucirse sobre alfombras Beni Ouarain.

Fuente: Maisons du Monde

Rincones bereberes de película en la terraza

Fuente: Maisons du Monde

La belleza de un exótico desierto también puede llegar a un espacio tan singular de la casa como es la terraza. Por diminuta que sea la idea de recrear en ella un rincón en plan bereber nos parecerá, sencillamente, irresistible. Un proyecto decorativo en el que hacen falta pocos elementos pero muy especiales, y todos pensados para propiciar momentos de relax a ras de suelo. Como mobiliario, son perfectas las bandejas doradas y las mesitas auxiliares de madera tallada con bellos dibujos bereberes.

Y para generar ambiente, todo tipo de velas de cristal labrado en distintos tamaños, soportes de techo y tiras de luces LED que emiten cálidos puntos luminosos. Unos almohadones mullidos de algodón por el suelo y listos para relajarnos y pensar que nuestra decoración está repleta de detalles inspirados en un exótico desierto. Tal y como queríamos. ¿Te apuntas tú?

Compartir