Sentirse en el trabajo como si estuvieras en casa. Es el lema que promueve el concepto Slow Homeoffice. Un movimiento donde la decoración y el diseño de interiores se convierten en los mejores aliados para crear espacios de trabajo hogareños. ¿Lo conoces? En este post te desvelamos sus claves.

espacios de trabajo hogareños
Fuente: Ideias de Decoraçao

El movimiento Slow ligado al entorno laboral. Es una realidad que ha funcionado de maravilla a la hora de decorar nuestros estancias domésticas y como un estilo de vida. ¿Por qué no trasladarlo a esos espacios en los que pasamos tantas horas de nuestra vida? El reto merece la pena: dar vida a espacios de trabajo hogareños, que nos hagan sentir como si estuviéramos en casa.

Espacios de trabajo hogareños: el bienestar doméstico

Fuente: Home Design Board

Tras la propuesta de crear espacios de trabajo hogareños hay un proyecto profesional perfectamente estudiado y basado en la experiencia. En concreto el equipo de Emme Studio es el artífice del concepto Slow Homeoffice. Su filosofía es trasladar el bienestar que nos transmiten los interiores domésticos a las oficinas. Incluidas todas las claves decorativas que hacen posible disfrutar de esa sensación. Interesante, ¿a que sí?

Las integrantes de Emme Studio partieron de varios hechos muy evidentes. Nadie duda de que las oficinas cada vez son más agradables estéticamente. Ni de que desde un punto de vista funcional la mayoría son espacios eficientes. Sin embargo, muy pocas  disfrutan del confort propio de las viviendas actuales. Por tanto, el reto era  incorporar a los centros de trabajo ambientes domésticos con idéntico espíritu y filosofía. Es decir, diseñar espacios de trabajo hogareños capaces de favorecer la productividad, la confianza y la cercanía. Y todo para que las personas se sienten como en su casa.

También te puede interesar:  Consigue más espacio de almacenaje en tu cocina y aprovéchalo mejor

Las claves de una oficina cercana y familiar

Fuente: Hip Huisje

La decoración y el diseño de interiores son herramientas esenciales para concebir espacios de trabajo hogareños. Sin perder de vista el sentido de la funcionalidad que debe imperar en ellos. Pero haciéndolos mucho más amables y en sintonía con nuestros gustos estéticos. Desde el tipo de mueble, a nuestros materiales y acabados preferidos. Incluso la última paleta cromática con la que hemos vestido nuestra casa puede verse reflejada en estos espacios de trabajo hogareños.

Fuente: Eggshell Home

Como punto de partida, nada como los muebles versátiles y con un diseño muy práctico para empezar a dar forma a esos espacios de trabajo hogareños tan apetecibles. Crear zonas compartidas, concebidas como el alma de la oficina, puede ser el punto de partida perfecto. Planteadas para dos o cuatro puestos de trabajo, según el espacio disponible y las necesidades, son una solución ideal por varios motivos. El primero es que generan más cercanía y complicidad entre las personas, además de una atmósfera más vivida. Como nuestros comedores de diario. Y el segundo es que dejan despejadas las paredes de la oficina. Así que podremos pensar en ellas para crear zonas de almacenaje, imprescindibles en los espacios de trabajo hogareños.

Hay muchas maneras de diseñar estos núcleos sin necesidad de hacer grandes inversiones económicas. Unos tableros de madera y unos caballetes bastan para componer el número de mesas que se necesiten. Incluso las encimeras de cocina de madera son una opción muy a tener en cuenta, sobre todo si preferimos disponer de una superficie continua. Además de prácticas, es el material idóneo cuando buscamos rodearnos de calidez en nuestros espacios de trabajo hogareños.

También te puede interesar:  Todas las claves para conseguir una cocina más acogedora

Zonas versátiles y llenas de encanto

Fuente: Amazing House Decorating Ideas

En los espacios de trabajos hogareños apostar por una decoración versátil es la mejor de las decisiones para lograr nuestra misión. Nos dará gratas sorpresas, como añadir un sabor entrañable a los ambientes y crear zonas con muchísimo encanto. En particular, esos puntos de almacenaje tan necesarios en la oficina podrán lucir un aspecto mucho más doméstico y decorativo.

Seguro que te estás preguntando cómo. Los armarios de cocina con puertas de madera clara y cristal son una alternativa fantástica a las típicas estanterías metálicas, más frías e impersonales. Con ellos resulta fácil componer torres, muebles horizontales como si fueran aparadores, etc. Sin duda, su presencia ayuda a crear atmósferas acogedoras, donde es más fácil concentrarse y sentir ese bienestar doméstico anhelado.

Fuente: Ikea

¿Y cómo hacer que la zona de reuniones deje de ser ese rincón sin ninguna gracia estética? De nuevo la decoración doméstica puede inspirarnos para lograr un ambiente bastante más vivido. Y totalmente versátil en sus actividades. Tal vez la mejor idea sea acondicionarla con una mesa de cocina moderna y funcional, que también sirva para recibir a nuestros clientes. Así dispondremos de un pequeño comedor, tan básico para el día a día. Además de ser el lugar por excelencia donde tomarnos un café a media mañana, e incluso un puesto auxiliar de trabajo en un momento dado.

Para completar el conjunto, solo faltan unas sillas de estilo retro, o modernas, combinadas con otro tipo de asientos, como taburetes y pequeños bancos de fibras vegetales. Y como toque final, adiós a la uniformidad cromática. Mezclar colores opuestos, como blancos y negros, o apostar por nuestros tonos favoritos son fórmulas estupendas para personalizar los ambientes. Otra manera de disfrutar de espacios de trabajo hogareños.

También te puede interesar:  Decorar para trabajar mas cómodo

Los detalles decorativos que suman personalidad

Fuente: The everygirl

Hay muchas más ideas que propician lograr esa transformación en nuestro lugar de trabajo. Y la manera de iluminar su ambiente es una de ellas. Podemos instalar un ventilador con luces LED para lograr una luz general abundante y personal. Que de paso aliviará las altas temperaturas del verano. O si nos gusta el diseño minimalista, iluminar con bombillas decorativas de cuerda o acero. Qué cambio tan espectacular.

Fuente: Coco lapine design

Atentos a los pequeños detalles. Ellos pondrán el broche final para hacer realidad nuestra misión de crear espacios de trabajo hogareños. Pizarras para hacer anotaciones, composiciones fotográficas para hacer murales en las paredes. Y rincones vegetales con cactus o plantas de interior. Tal y como los de tu casa.
¿Te apuntas a este nuevo concepto?