Una de las cosas buenas que tiene el verano es que nos brinda la oportunidad de disfrutar un montón al aire libre. Y más si tienes la suerte de contar con un jardín en casa. Da igual su tamaño. Con estas ideas de diseño de jardines podrás acondicionar tu espacio exterior para sacarle el máximo partido. Toma nota y ponlas en práctica.

diseno de jardines Family Gardening
Fuente: The Pavilion Garden Center

Grande o pequeño, un jardín es para disfrutarlo al máximo. Y para ello lo mejor es acondicionarlo según tus prioridades y las cosas que más te gusta hacer en él. Hoy te traemos algunas sugerencias clave en diseño de jardines, para ayudarte a hacer de él la parte más vivida de la casa en verano.

Diseño de jardines: ¿por dónde empezar?

diseno de jardines australian kids
Fuente: Australian Fitness Academy

Puede que transformar ese trozo de terreno que tienes en casa en un jardín en toda regla (mejor todavía, en el jardín de tus sueños) te parezca misión imposible, pero pronto te darás cuenta de que no lo es. Lo único que necesitas es tener las cosas claras y una guía para hacer las cosas de forma ordenada y racional.

Lo primero que has de hacer es delimitar las zonas de uso de tu jardín en función de tus necesidades. ¿Qué tienes niños pequeños? Pues entonces estaría bien reservar una zona de pradera donde puedan jugar. Eso sí, tendrás que buscar un césped resistente, u optar por poner uno artificial.

¿Qué lo que más te gusta es organizar cenas y comidas para tus familiares y amigos? Entonces necesitas una zona para comer, cómoda y con sombra. ¿Qué te encantaría tener un huerto? Pues reserva una parcelita dentro de tu jardín y ponte a ello. Todo lo que desees puede hacerse realidad si pones en práctica el diseño de jardines adecuado a tus necesidades.

Cómo delimitar los diferentes espacios dentro del jardín

diseno de jardines cerramientos
Fuente: News Target

Hay muchas formas de hacerlo, con diferentes tipos de cerramientos, borduras, setos o vallas. Puedes, por ejemplo, instalar unas valla de madera para cerrar la zona de juegos de los niños. Así los tendrás más controlados si son pequeños.

Y para separar el huerto de la zona de estar o de comer, por ejemplo, puedes utilizar borduras de madera, que delimitan las distintas áreas, sin resultar demasiado agobiantes. Esta solución sirve también para definir parterres o macizos de flores, de forma que el jardín se vea ordenado.

En cuanto a las borduras, tienes muchos materiales a tu disposición según el estilo que quieras dar al espacio en el diseño de jardines: madera, metal, plástico, etc. Incluso puedes hacer tú mismo unas borduras geniales utilizando rocas o ladrillos. La idea es dividir tu jardín en zonas delimitadas para transmitir sensación de orden.

Y también está la opción de utilizar lo que se llama borduras vivas, que no es otra cosa que setos vegetales bajos para separar cada espacio. Eso sí, no conviene que superen los 50 cm de altura.

Si te decides por esta opción, lo mejor es seleccionar especies de hoja perenne (para que estén bonitas todo el año y no se queden peladas en otoño) y que sean de crecimiento lento (si no quieres pasarte la vida podando las borduras…). Una idea son las plantas aromáticas como la lavanda o el romero, o especies como el boj o el aligustre, especiales para setos.

Que no falte una zona de sombra

diseno de jardines pergola lm
Fuente: Leroy Merlin

Una buena zona de sombra es imprescindible en cualquier espacio ajardinado. De hecho, es un elemento que no falta nunca en cualquier proyecto de diseño de jardines, y es que hay ciertas horas en las que es necesario resguardarse de los cálidos rayos del sol.

Si no tienes árboles frondosos en tu jardín y necesitas dotarlo de una buena sombra, que te resulte práctica y efectiva, la solución pasa por escoger una pérgola, un toldo o un parasol. Todo depende de las dimensiones del jardín, del clima de la región en la que vivas, etc.

diseno de jardines parasol lm
Fuente: Leroy Merlin

Para lugares frescos en los que no hace mucho calor ni demasiado sol, puede que tengas suficiente con poner un buen parasol. Se trata de la opción más básica ya que la sombra que aportan es limitada, pero resultan bastante económicos, ligeros y fáciles de mover.

Si donde vives hace bastante calor y siempre está soleado, puede que te merezca la pena instalar una pérgola. Como se trata de una estructura fija, una vez instalada podrás olvidarte de ella (excepto de hacerle el mantenimiento al toldo cuando le toque). Puede que las pérgolas sean un poco más costosas, pero también más resistentes y te durarán más tiempo.

Otras opciones para dar sombra son los toldos para terraza o los gazebos (parecidos a las pérgolas pero más ligeros, con estructura de acero).

Con estas ideas podrás ir definiendo, según el diseño de jardines, cómo quieres que sea el espacio exterior de tu casa. ¡Ponte manos a la obra y a disfrutar!