Son elegantes, resistentes y muy decorativos. Los suelos de mármol son una interesante opción a tener en cuenta cuando decidas qué tipo de pavimento es el más adecuado para tu casa. A continuación te contamos cuáles son las ventajas e inconvenientes de elegir un suelo de mármol para tu casa.

suelo de marmol ballestastone.com
Fuente: Ballestastone

El mármol es un material muy decorativo y señorial. Utilizado en decoración hace gala de un encanto especial, el que tienen los ambientes clásicos más genuinos. Sin embargo, el mármol no pierde vigencia con el paso del tiempo. Más bien al contrario, un buen suelo de mármol resulta atractivo y atemporal.

Se trata de una roca metamórfica que se forma a partir de rocas calizas. Su componente principal es el carbonato cálcico y tiene un alto grado de cristalización. Es una piedra natural muy especial, en la que la naturaleza refleja toda su magia y su belleza.

Un amplio repertorio para elegir el suelo de mármol

suelo de marmol levantina silla
Fuente: Levantina

La variedad de tipos de mármoles que existen es amplísima. Es la propia naturaleza la que dicta la estructura y el color de esta piedra natural, por lo que cada una es diferente, con distintas vetas o matices de color.

Además, existe una gran cantidad de colores en lo que mármoles se refiere. Los blancos, por ejemplo, son realmente especiales. Existe una amplia clasificación de este tipo de mármoles en función de su pureza. El mármol blanco resulta muy elegante para revestir los suelos. Suele presentar unas delicadas vetas grises que lo convierten en un material perfecto para ambientes clásicos.

También son muy apreciados en decoración los mármoles de color crema, porque resultan cálidos y luminosos. Y después destacan algunos mármoles de colores y veteado sorprendentes como los mármoles rojos o verdes y, cómo no, los negros. Los mármoles negros se utilizan para fachadas, suelos o encimeras de cocina y baño. Aportan un aire muy distinguido y especial.

Un sinfín de acabados

suelo de marmol levantina exterior
Fuente: Levantina

La belleza del mármol se ve acentuada por el tratamiento que se le da después a esta piedra natural tan especial. El pulido, por ejemplo, es el acabado más habitual para el suelo de mármol. Consigue un brillo muy especial y muy duradero ya que es natural y no se logra a partir de ninguna cera ni ningún tipo de producto.

Pero existen también otros acabados para el mármol, que resultan más adecuados para algunas aplicaciones como fachadas o suelos de exterior como es el apomazado, el envejecido o el abujardado. Cada uno de ellos confiere a la piedra un toque especial y muy diferente.

No solo para suelos

suelo de marmol levantina bano
Fuente: Levantina

Pavimentar los suelos no es la única aplicación del mármol en decoración. Aunque el mármol es una gran opción para elegir el mejor suelo para la cocina, por ejemplo, a esta bella piedra natural pueden dársele otros muchos usos como revestir paredes o fachadas o construir encimeras de cocina o baño.

Instalar una imponente encimera de mármol es una manera formidable de conferir a la cocina un toque genial, diferente y muy distinguido. Además, es un material bastante resistente (aunque hay otros materiales que lo son más). Si se le dan los cuidados adecuados, como limpiar y reparar las grietas en el mármol una encimera de este material puede durar un montón de años en perfectas condiciones.

En cualquier caso, el mármol tiene algunos inconvenientes que hay que tener en cuenta antes de elegirlo para la encimera de la cocina o del baño. El más importante es que resulta un material que absorbe fácilmente las manchas de determinadas sustancias como los ácidos (en la cocina hemos de tener cuidado con el limón y otros cítricos, mientras que en el baño hay que procurar que no se manche con perfumes y otros cosméticos).

En cuanto a su resistencia a los golpes y al rayado hay que decir que, aunque sí es resistente, hay otros materiales como el granito que lo son aun más. Por eso es conveniente utilizar tablas de madera a modo de protección para las zonas de trabajo de la cocina.

Cómo mantener y limpiar un suelo de mármol

suelo de marmol levantina crema marfil
Fuente: Levantina

Lo primero que debemos hacer para limpiar el mármol y mantener perfecto nuestro suelo es barrerlo o aspirarlo frecuentemente. Además, al igual que pasa con otros materiales que se utilizan para pavimentar el suelo, hay que recoger y limpiar cuanto antes cualquier sustancia que se derrame en él ya que de esta forma será mucho más fácil limpiar cualquier mancha.

A la hora de fregarlo lo mejor es usar agua y algún producto limpiador específico. Y como pasa con la madera, no conviene empaparlo demasiado con agua, si no que es mejor escurrir muy bien la fregona.

suelo de marmol levantina cama
Fuente: Levantina

Hay varios trucos caseros efectivos que nos ayudan a tener siempre el suelo de mármol limpio y eliminar posibles manchas. Podemos hacer una mezcla de vinagre y agua a partes iguales y rociar con ella el suelo. Después se friega con agua caliente (teniendo la precaución de escurrir muy bien la fregona.

Y si está muy sucio, el suelo de mármol se puede fregar con una mezcla de agua oxigenada y agua (en una proporción de 1 parte de agua oxigenada por 12 partes de agua). Estos trucos resultan muy útiles, aunque lo mejor es evitar siempre que sea posible el tratamiento con productos fuertes y agresivos.

Si sigues estas recomendaciones tu suelo de mármol estará perfecto durante años y años.

  • Muy bueno! Para darle trabajo a los traumatólogos genteeeeee! Lo digo con causa! Jamás pondrīa porcelanato brillante siquiera !