Manualidad de Halloween: mi porta dulces de Frankestein

¿Tus pequeños ya tienen porta dulces para este Halloween? En este post, te proponemos una manualidad de Halloween con una lata e inspirada en Frankestein. ¡Ideal para reciclar una lata de conservas y hacer felices a los pequeños de la casa!

El blog Craftideas.info nos propone una excelente idea para llevar las chucherías el día de Halloween; nada más y nada menos que hacer un pequeño Frankestein como porta dulces partiendo de una lata de conservas.

Halloween, mi porta-dulces de Franki

Aterroriza a los demás con este fabuloso Frankestein hecho a parir de materiales reciclables que incluso los niños pueden hacer con supervisión de un adulto. ¿Quieres aprender a hacerlo? ¡No te pierdas detalle de cómo realizar con tus propias manos esta decoración de Halloween!

Los materiales serán los siguientes:

  • Latas de aluminio, de café, de leche… que se encuentren vacías.
  • Fieltro de colores, en este caso vamos a hacer un pequeño Franki por lo que necesitaremos verde, naranja, negro y rojo.
  • Acrílicos de colores blanco, verde, negro,  rojo  y naranja.
  • Varios pinceles de distintos tamaños.
  • Ojos movibles grandes.
  • Pintura tridimensional roja, plastilina color verde, hojas de plástico, tornillos gruesos.
  • Pistola de silicona.

El primero paso será pintar las latas, en el ejemplo vemos la figura de Franki, pero podemos hacer calabazas, vampiros o brujas… todo depende de nuestra imaginación. Los colores de fondo que corresponden a estos pequeños monstruos mencionados serán:

  • Frankenstein en verde.
  • Calabaza en naranja.
  • Vampiro en blanco.
  • Brujas en verde.

porta dulces lata de calabaza

Dejaremos secar la lata y luego le añadiremos los detalles que les corresponda. Podemos aplicar tornillos a los lados de la cabeza de Franki o aplicar pintura tridimensional a alguna gota de sangre que caiga de la boca del vampiro, además podemos hacer una verruga en plastilina para la bruja o algunas hojitas de plástico en la calabaza.

Cuando el motivo se encuentre seco, solo tendremos que forrar el interior con el fieltro, podemos aplicar el pelo de Franki y el vampiro con fieltro negro. También el sombrero de la bruja puede ser de este fieltro. Para la calabaza utilizaríamos el de color verde de las hojas. Y seguro que a ti se te ocurren más detalles que añadir para darle un toque personal y único.

Como veis no es muy difícil de hacer esta manualidad de Halloween y seguro que a los niños les encanta. ¡Pon un Franki en tu Halloween! ¡y cuéntanos el resultado en el grupo de Facebook Hazlo tu mismo/a!

Frankestein

Ir arriba