Las Navidades se encuentran a la vuelta de la esquina, es por ello que os dejamos algunas ideas y sugerencias para la decoración de vuestros hogares.  Hoy te mostramos cómo realizar esta fántastica corona navideña.

La característica principal de este tipo de corona es que se encuentra realizada a base de lazos o moños de cinta. Lo ideal es hacerte con cintas de diferentes colores y patrones, así quedará una corona mucho más rica cromáticamente, para estas fechas.

No obstante podemos hacerla en el color que más nos guste y combine con el resto de la decoración. La corona, una vez acabada, la podemos poner en la puerta de entrada, en alguna ventana, en la mesa o quizás en la chimenea -si disponemos de ella-

Los materiales a conseguir serán un aro de metal de unos 30 cm de diámetro, cinta de 5 cm de ancho de diferentes colores, unas tijeras y un gancho adhesivo para la pared, también podemos hacerlo con cuerda o tanza.

El aro será la base o estructura sobre la que vamos montando la corona, en ella deberemos hacer cada uno de los lazos sin cortar la cinta, así nos aseguramos que las puntas tengan un largo suficiente.
Cuando acabes cada lazo o moño, cortamos con ayuda de las tijeras y volvemos a realizar otro justo al lado… si consigues el aro de este diámetro y las cintas, deberemos atar unas 36 en total.
Ve realizando lazos uno junto a otro, hasta completar el circulo. Procura que todos queden parejos y que los extremos sean del mismo tamaño. Por último utilizamos un gancho adhesivo para colgarlo allá donde más nos guste. Para que no se vea el gancho, podemos adornarlo con otra lazada.
Para acabar te comentamos que si lo prefieres puedes atar una cuerda o tanza, a la corona, y proceder a colgarla.