6 ideas decorativas de dormitorios pequeños para adolescentes

El dormitorio de los hijos es bastante cambiante, ya que va evolucionando a medida que ellos van creciendo y desarrollándose. Cuando llegan a la adolescencia, la decoración puede parecer algo más complicado, sobre todo cuando la estancia es pequeña y tienden a desordenar todo. Por eso, no te pierdas estas ideas decorativas de dormitorios pequeños para adolescentes.

La realidad, es que el dormitorio, aunque sea pequeño, seguirá siendo su mejor refugio. Por ello, estas ideas de dormitorios para adolescentes para espacios pequeños deben adaptarse a tu hijo adolescente y a la familia… de esta manera, aunque sea un lugar pequeño, será grande de estilo.

El estilo adolescente

El hecho de que tu hija adolescente tenga un dormitorio pequeño no significa que no pueda tener la cama dosel si es lo que le gusta. Quizá le guste un estilo tradicional, moderno, ecléctico… cualquier cosa es posible si se piensa bien cómo conseguirlo.

Solo debes tener presente la proporcionó de la estancia y maximizar los muebles limpios y sencillos. Elige colores suaves para dar amplitud a la estancia. También es posible que le guste lo moderno o los colores brillantes. No hay nada de malo con un poco de brillo, y mucho menos si es algo que le motiva o le gusta.

dormitorio adolescentes
unsplash.com

Elige muebles que cumplan una doble función

Los muebles multi funcionales son muy útiles en los dormitorios pequeños de adolescentes. Si tu hijo adolescente tiene un televisor en su habitación, es mejor colgarlo en la pared en lugar de colocarlo en una mesa. Ocupará menos espacio y se verá más amplio.

Si tu hijo tiene un armario grande, posiblemente pueda prescindir de otro mueble. O si no tiene armario grande quizá con una cómoda o un pequeño armario sea suficiente. También es importante obtener estanterías en las paredes para colocar libros u otros elementos.

Los sofás pequeños o pufs a menudo pueden funcionar bien en las habitaciones para adolescentes. No, tu hijo adolescente probablemente no lo arreglará todos los días, pero los asientos estarán allí cuando lo necesite o lo desee.

Usa colores llamativos con cuidado

La mayoría de los adolescentes prefieren los colores llamativos y no hay ninguna razón por la que no pueda disfrutar de ello, incluso en un espacio pequeño. Sin embargo, aunque le guste mucho un color, abusar de él puede resultar demasiado estresante, caótico o abrumador. Prueba con un color llamativo en una pared de acento y repite los colores en pequeñas cantidades. Las demás paredes si tienen un color blanco, mejor.

El suelo también puede ser un lugar para añadir color. Por ejemplo, una alfombra de color oscuro o claro puede tener un toque distintivo. Puedes escoger una alfombra con un estampado que le guste a tu hijo, aunque sea atrevido. Aportará color, personalidad y textura.

dormitorio adolescentes
unsplash.com

También puedes añadir un mural al techo de un dormitorio pequeño, para darle un extra de personalidad. Eso sí, es importante que tenga unos motivos claros en colores para no dar una sensación de estrechez en el dormitorio.

Renunciar al escritorio

La mayoría de los adolescentes piensan que necesitan un escritorio, pero si no se utiliza puede ser un problema más que un arreglo. Hay adolescentes que prefieren estudiar en la cama, en el suelo o en otras estancias. Por lo que, si no le ofreces un escritorio no tienes que sentirte mal por eso.

Quizá una mesa portátil para la cama para poner el ordenador es más que suficiente. O una cama alta con un escritorio debajo para maximizar el espacio, también puede ser una buena idea si crees que lo necesita. Además que este espacio a medida que crezca se puede reestructurar.

Repensar la cama

El hecho de que tenga un dormitorio pequeño no significa que tengas que elegir una cama grande. Sin embargo, las cabeceras pueden empujar una cama a cierta distancia de la pared, así que considera usar una cabecera montada en la pared, o no tener ninguna.

Las camas con canapé pueden funcionar bien en un dormitorio pequeño porque tiene un extra de almacenamiento. Lo mismo ocurre con las camas altas, que pueden proporcionar un espacio extra debajo, no solo para un escritorio, si no también para un área de descanso o reunión con los amigos.

dormitorio adolescentes
unsplash.com

Maximiza el almacenamiento de la pequeña estancia

El almacenamiento no puede faltar en el dormitorio de un adolescente, sobre todo en las estancias más pequeñas. El caos suele ser habitual en el dormitorio de los adolescentes, por lo que se puede controlar con el almacenamiento bien organizado.

Se pueden escoger muebles que te ayuden a ordenar bien todo, como mesas auxiliares, estantes, cajones, una cama canapé… Busca lugares para almacenamiento extra, como detrás de las puertas.

Ahora que ya sabes algunas ideas, ponlas en práctica y la leonera de tu hijo adolescente podrá ser un dormitorio bien ordenado, con estilo, funcional y mucha personalidad.