Amante del cielo y de las estrellas, Inés soñaba de pequeña con ser ingeniera para la NASA; hoy en día aunque Inés no trabaje en el espacio exterior, sí se ha graduado en ingeniería y en la actualidad su profesión le lleva a trabajar continuamente con el espacio que le rodea mediante la decoración…

Inés Benavides es una mujer que propugna el coraje, la decisión e intentar cosas y caminos nuevos: “Atreveos, el progreso solamente se logra así” como le gusta decir, retomando una frase del novelista francés Víctor Hugo. Está convencida de que para conseguir lo que uno quiere no solo se requiere seguir una metodología y mucho esfuerzo, sino que también es necesario atreverse a soñar y proyectar hasta donde se quiere llegar.

Soy Ingeniera de formación (estudió en París y Madrid), nos cuenta Inés, al principio de mi carrera me dediqué a la consultoría de estrategia. Una profesión que le ha permitido tener una agenda llena de viajes, reuniones y tertulias con personas de mundos y disciplinas distintas. Hechos que han conseguido mantener estimulada su curiosidad e interés en expandir su perspectiva y trayectoria personal. El ser madre, le dio las fuerzas necesarias para cambiar el rumbo de su vida: “El nacimiento de mi hija hizo que me diera cuenta que mi profesión y mi nueva vida como madre eran totalmente incompatibles. Me retiré definitivamente de la consultoría, sin pensármelo dos veces”.

Si lo piensas, los cambios son en definitiva nuevas oportunidades para poder retomar las riendas de tu vida y, en muchas ocasiones, atreverse a seguir el camino que realmente te apasiona. “Empecé a diseñar primero muebles, que tuvieron mucho éxito entre amigos y familia, para más tarde, y gracias al “boca a boca”, conseguir clientes particulares y empresas privadas. Así fue como empecé a dedicarme definitivamente a lo que realmente me apasiona…”

También te puede interesar:  Gimnasio infantil en casa

Desde entonces, Inés ha dirigido numerosos proyectos de interiorismo en España y en el extranjero, especializándose en proyectos residenciales urbanos, oficinas y locales comerciales. Además de proyectos específicos de decoración, Inés coordina proyectos conjuntos de arquitectura, interiorismo y paisajismo en los que se requiere una visión global del proyecto y gestión de los equipos. Aptitudes que ha ido adquiriendo gracias a las numerosas experiencias que ha vivido: residir en siete países distintos y hablar cuatro idiomas le ha permitido desarrollarse y formarse en las grandes capitales del arte: Paris, Roma, Londres o Nueva York.

Su faceta más creativa le ha permitido desarrollarse a través del diseño de esculturas funcionales después de haber aprendido y cosechado todo lo necesario. Estas piezas han podido verse en ferias internacionales de arte contemporáneo, galerías de arte, exposiciones individuales o en instituciones públicas.

El estudio de Inés Benavides se diferencia de otros estudios de arquitectura e interiorismo, entre otras cosas, por incluir en sus proyectos muebles y esculturas funcionales, diseñados específicamente para cada espacio. Se podría decir que el estilo exclusivo de la interiorista recae en la búsqueda de la perfección y experimentación de técnicas, creando objetos de manera artesanal y a medida para personas que buscan piezas originales y únicas: “En mis proyectos lo que más me diferencia es que incluyo muebles diseñados a medida para cada espacio. Son diseños míos, con mucha personalidad y diseñados con materiales muy variados. Junto con las obras de arte, es lo que más alma le da al proyecto.”

Retrospectivamente, mirando hacia atrás, Inés no concibe su vida actual sin la decoración. Se declara afortunada por haberse dejado guiar por las oportunidades que la vida le ha presentado. Cubriendo todos los aspectos de un proyecto de decoración, Inés tiene la suerte de poder poner en práctica su aprendizaje previo en las variadas disciplinas con las que trabaja así como poder seguir creciendo experimentando con la creatividad e innovación.

También te puede interesar:  Decoración Versace primavera 2012

Al haber logrado un entorno profesional donde se combinan y mezclan las matemáticas con el color, la decoradora ha sido capaz de crear un mundo propio e exclusivo que le permite seguir soñando con la NASA sin dejar de tener los pies bien puestos en la tierra, que al fin de cuentas es el equilibrio que todos buscamos.

Galería de interiores de Inés Benavides