¿A quién no le gusta tumbarse al sol en primavera sobre la hierba del jardín? ¿O dormir la siesta a la sombra en una pradera? Son placeres que nos depara la primavera y el verano. Y para disfrutarlos a tope, nada como contar con un suelo de césped en tu jardín o terraza. ¿Qué el césped natural se te rebela? Pues hazte con una minipradera de césped artificial y… ¡verás qué lujo!

césped artificial jardi pond
Fuente: Jardi Pond

Todos preferimos lo natural por encima de lo artificial (o, al menos, la mayoría de nosotros). Y en el caso de una buena pradera de hierba, ocurre lo mismo. Sin embargo, instalar en el jardín de casa, o incluso en la terraza, un suelo de césped artificial tiene un sinfín de ventajas. Es una alternativa a valorar muy en serio. Te contamos por qué.

Una de las sensaciones más placenteras que existen, en mi opinión, es andar descalzo por la hierba recién cortada. La suavidad del césped, lo mullido del suelo y el aroma fresco que desprende a cada uno de nuestros pasos me resultan muy agradables.

Y, sin embargo, entiendo las muchas ventajas que tienen las praderas de césped artificial para uso doméstico. Quiero decir, que son una opción más que recomendable para instalar en los espacios exteriores de nuestra casa. Hoy te contamos todas las ventajas del césped artificial.

¿Por qué elegir césped artificial?

Fuente: Clasf

No hay uno ni dos motivos por los que merece la pena elegir césped artificial para instalarlo en el jardín o en nuestra terraza. Hay muchas razones para elegirlo por encima de su versión natural, más auténtica (claro está), más fresca y más suave.

Para empezar el césped natural requiere un mantenimiento tan laborioso y exigente, que hace que mucha gente haya desistido de plantarlo en su terreno exterior. Para que esté bonito y lustroso hay que regarlo a menudo y darle todos los cuidados que precisa, que no son pocos. De lo contrario, lucirá pobre y enfermizo.

También te puede interesar:  Picnic con una mesa plegable y práctica

El césped natural conlleva una considerable inversión de tiempo, esfuerzo y dinero. Si no puedes o no quieres invertir tantos recursos, pero te encantaría contar con una alfombra verde en tu jardín, apuesta por un buen césped artificial de calidad. Las ventajas son muchas y muy importantes. Te las cuento.

Las ventajas del césped artificial

Fuente: Todocesped

La primera ventaja que debes tener en cuenta si estás pensando en instalar césped artificial en tu casa, es su fácil mantenimiento. Decidirse por esta opción menos natural supone decir adiós a los cuidados que necesita la versión natural. Ya no tendrás que regar tu pradera, con el consiguiente ahorro de agua que ello conlleva, ni hará falta que lo fertilices ni lo protejas. Y lo que es fundamental, no tendrás que cortarlo nunca más.

El césped artificial es muy resistente ante los cambios de temperatura, las condiciones climatológicas y el tránsito moderado. Así no tendrás que preocuparte si los niños lo pisan demasiado o si juegan a la pelota sobre él.

Otra ventaja importante es que el césped artificial no provoca alergias es personas sensibles, lo que puede ser una razón para instalarlo en ciertos casos.

Eso sí, tendrás que optar por un césped artificial de calidad. Aunque con la gran variedad de modelos que existen en el mercado, seguro que no te resultará difícil encontrar un césped adecuado.

También te puede interesar: 6 suelos de exterior para reformar tu terraza

¿En qué debo fijarme al elegir un césped artificial?

Fuente: Unicesped

A la hora de comprar un césped artificial para instalar en nuestro jardín o en la terraza, la mayor parte de nosotros nos fijamos en primer lugar en su apariencia. Le concedemos gran importancia a que parezca lo más natural posible, porque eso es importante para nosotros.

También te puede interesar:  Creando floreros

Queremos que tenga aspecto de hierba recién cortada, que su textura sea similar a la del césped de verdad. Sin embargo, hay otras cosas que son también importantes, como que tenga una buena capacidad de drenaje, es decir, que evacúe de forma adecuada el agua de la lluvia para evitar encharcamientos.

Un problema de fácil solución

Fuente: Leroy Merlin

A la hora de comprarlo encontraremos en el mercado diferentes formatos y tendremos que elegir en función del lugar donde queramos instalarlo. Hay rollos precortados y bobinas al corte.

También hay varias formas de instalarlo. Las planchas de césped artificial se unen con cinta geotextil y un adhesivo especial. Han de estar cortadas a la medida, para que la instalación sea perfecta. También se pueden unir con bandas de unión autoadhesivas. Con ambos sistemas la instalación resulta muy sencilla, por lo que puedes ponerlo tú mismo sin problemas.

Antes de instalarlo hay que preparar el terreno de forma adecuada, según lo quieras poner sobre suelo de tierra o un suelo rígido, como cemento, baldosas, etc.

Como ves, elegir un buen césped artificial en lugar de uno natural es una decisión que puede llegar a ser muy acertada. Tan solo tienes que preocuparte de escoger un modelo de alta calidad. ¡Anímate y disfrútalo a tope esta primavera!

También te puede interesar: Claves prácticas de diseño de jardines para disfrutar al aire libre

Compartir