Las noches de verano son para pasarlo genial… también, y sobre todo, en el exterior. Nada como celebrar una rica cena en la terraza o en el jardín, y para eso no te puede faltar una buena barbacoa en la que cocinar al aire libre. Elige entre cualquiera de los modelos que te presentamos hoy y… ¡a disfrutar!

cocinar al aire libre de hierro redonda
Fuente: Design 3000

Entre los muchos momentos que nos brinda el verano para disfrutar en el exterior, uno de los que más nos gustan son las veladas al aire libre. Disfrutar de una rica cena en la terraza o el jardín rodeados de los nuestros y también, cómo no, de las agradables sobremesas nocturnas.

Y para disfrutar del lujo que son las noches veraniegas necesitarás algunas cosas: un rincón agradable al aire libre y una barbacoa en la que cocinar suculentas recetas. Entre las muchas opciones que tienes a tu disposición, encontrarás modelos clásicos o vanguardistas, de leña, de carbón o de gas. Y, además, tienes modelos fijos y portátiles, para que el espacio no sea un requisito fundamental. Por muy pequeña que sea tu terraza, seguro que hay una barbacoa adecuada para tu casa.

Diferentes modelos para cocinar al aire libre

cocinar al aire libre barbacoa apertura lm
Fuente: Leroy Merlin

Sean cuales sean tus necesidades en materia de barbacoas, el mercado de ofrece distintas opciones. Hay barbacoas de gran tamaño, que pueden integrarse en una cocina de verano creada para disfrutar a diario de estupendas veladas. O también tienes modelos portátiles y plegables que se transportan fácilmente y que apenas ocupan espacio cuando hay que guardarlas. Elige una de estas últimas si la vas a utilizar de vez en cuando y no te sobra el espacio.

cocinar al aire libre barbacoa de balcon
Fuente: Design 3000

En cualquier caso, lo importante es que puedas encontrar el modelo que más se ajuste a tus circunstancias. Seguro que no te resultará difícil. ¡Hay incluso modelos para cocinar en el balcón!

Barbacoas de leña, para espacios amplios

cocinar al aire libre barbacoa de obra lm
Fuente: Leroy Merlin

¿Tienes un jardín amplio? ¿Una zona de porche en la que construir una barbacoa en toda regla? Pues entonces los modelos de leña son muy adecuados para ti. Por regla general, lo primero que hay que hacer es construir una estructura fija con ladrillo refractario, piedra u hormigón, en la que se integra la parrilla.

Como combustible, además de la leña se puede usar carbón, o incluso utilizar los dos: encender la barbacoa con carbón, lo que resulta más rápido, y utilizar leña para hacer las brasas. Una vez se haya quemado la leña y queden las brasas, es el momento de colocar los alimentos en la parrilla para que se cocinen. ¡Quedarán deliciosos!

Cuando vayas a elegir tu barbacoa de leña, procura que su estilo esté en equilibrio con el del porche, ya sea rústico o más contemporáneo. Y si tienes espacio suficiente escoge un modelo que tenga baldas para almacenar la madera, e incluso una superficie al lado para poder trabajar cómodamente.

Barbacoas de carbón, prácticas y fáciles de utilizar

cocinar al aire libre barbacoa ikea
Fuente: Ikea

Que tu terraza no sea demasiado grande no quiere decir que tengas que renunciar a las cenas de verano al aire libre. Como su tamaño suele ser más reducido que las de leña, las barbacoas de carbón son una buena solución para cuando el espacio es reducido. Hazte con una y podrás ponerla en cualquier rincón. Además, cuando no la uses, la podrás plegar y guardar sin problemas. De hecho, algunas tienen ruedas lo que facilita su desplazamiento.

Este tipo de barbacoas suelen ser metálicas, con un diseño actual, y sencillas de utilizar. Se enciende el carbón con papel de periódico, por ejemplo, y ya está lista para usar. Además, el carbón es un combustible que proporciona unas ascuas muy duraderas en las que podrás cocinar de todo.

Modelos de gas, lo último en barbacoas

cocinar al aire libre lm de gas
Fuente: Leroy Merlin

Si estás buscando las últimas novedades en barbacoas, tendrás que prestar atención a los modelos que funcionan a gas. Tienen muchas ventajas, porque son muy rápidas (se encienden inmediatamente) y en ellas la temperatura se controla perfectamente, ya que sus quemadores suelen tener un regulador que sirve para elegir la intensidad de la llama.

A mí las barbacoas de gas son las que menos me convencen, porque la comida no tiene ese gusto tan característico que le dan las brasas. En contrapartida, se limpian muy fácilmente y casi sin esfuerzo, porque no se generan cenizas ni hay que retirar las ascuas apagadas. Suelen estar equipadas con diversos cajones, baldas, superficies adicionales para trabajar y también ruedas por si las quieres cambiar de sitio en un momento dado.

En cualquier caso, y sea cual sea el modelo que elijas, debes apostar siempre por la seguridad. Existen accesorios y complementos que te vendrán genial para sacarle todo el partido a tu barbacoa. Uno de estos elementos, que a mí me parece que son muy útiles, son las alfombras ignífugas que se colocan en el suelo debajo de la barbacoa para protegerlo del calor. Así podrás poner la barbacoa incluso sobre el césped, sin miedo a los accidentes. Ten en cuenta que siempre pueden saltar alguna chispa del fuego.

Ahora ya puedes elegir la mejor barbacoa para ti, y comenzar a disfrutar de las mágicas noches de verano. ¿A qué esperas?