Sencillo, auténtico, imperfecto, natural, humilde… Muchas son las cosas que podríamos decir del estilo wabi sabi, una tendencia de interiorismo procedente de Japón y que se basa en una premisa fundamental: lo imperfecto, lejos de ser denostado, debe ser ensalzado y aceptado por su valor, su belleza y su veracidad. Hoy te contamos cuáles sonlos 10 mandamientos que propugna este estilo de decorar y de vivir.

estilo wabi sabi
Fuente: Medium

Después de asistir al éxito de la corriente decorativa hygge, del lagom y del estilo japandi (una mezcla entre lo japonés y lo escandinavo), queda bastante claro que el interiorismo que triunfa camina hacia los derroteros de lo natural, de lo sencillo y lo auténtico. Y el estilo wabi sabi no hace más que corroborar este hecho.

El estilo wabi sabi, de origen japonés, nos acerca a lo que se muestra de manera natural, sin artificio, aunque ello implique cierta imperfección. La belleza es imperfecta, a veces incompleta, y eso es algo a valorar.

Así el estilo wabi sabi apuesta por ambientes austeros, sencillos y no siempre simétricos. Por espacios íntimos en los que viven personas reales, en armonía con la naturaleza y con ellos mismos.

El objetivo que persigue es el de encontrar el equilibrio entre una casa sobria, con pocos objetos y elementos prácticos, y ciertos objetos que se van atesorando con el paso del tiempo por el mero deseo de conservarlos.

Hoy te contamos cuáles son los 10 mandamientos del estilo wabi sabi para que lo conozcas a fondo.

1. Estilo wabi sabi: amarás los materiales naturales

Fuente: Decor8

Para tener espacios auténticamente wabi sabi tendrás que rodearte de materias orgánicas y naturales en la medida de lo posible. Busca la autenticidad y rechaza imitaciones.

También te puede interesar:  Ideas para cocinas estilo vintage

Deja a un lado los materiales sintéticos, el plástico por ejemplo, y apuesta por la madera, la piedra, el vidrio, el mármol, la cerámica, el metal…

2. Abrazarás los objetos que envejecen

En muchas ocasiones, en lo que a decoración se refiere, lo envejecido tiene un valor añadido. En especial cuando se trata de muebles u objetos de calidad, que ven aumentar su belleza a medida que pasa el tiempo. Pues bien, adopta esa mentalidad y permite que tus cosas envejezcan. A veces lo harán con más gracia y elegancia, y otras con menos.

En cualquier caso, no las sustituyas a la primera de cambio. Y no aceleres el proceso, haciendo que algunas cosas parezcan más viejas de lo que son. Deja que envejezcan de verdad. Es cuestión de tiempo…

3. Huirás de lo perfecto

Fuente: Decorating with Fabrics

Las cosas inmaculadas, perfectas, sin marcas, no nos interesan en el estilo wabi sabi. Queremos que la autenticidad de la vida se refleje en nuestra casa. Unas arrugas en las cortinas, unos arañazos en el suelo de parqué, los cojines un tanto chafados… Estas cosas son muy habituales en una casa vivida, no hace falta que te lo diga.

En lugar de refunfuñar (que es lo que solemos hacer) y tratar de corregirlas, vamos a ver su encanto escondido. Te propongo el reto.

4. Apostarás por los colores de la naturaleza

Fuente: Desenio

El estilo wabi sabi bebe de las fuentes cromáticas de la naturaleza. Por eso, es obligado que elijas para tu casa los colores que imperan en los entornos naturales: en el campo, en la playa, en el desierto o en las montañas.

También te puede interesar:  Paneles perforados: una solución para mantener el orden en casa

Otra constante en lo que a las tonalidades se refiere, es el afán por decorar con colores neutros: blancos, negros y grises están muy presentes. Destaca la importancia de los matices, de las variantes en la intensidad de los tonos.

5. Plantarás cara al desorden y lo mantendrás a raya

Fuente: Decor8

Si bien es cierto que el estilo wabi sabi aboga por lo imperfecto, eso no significa que debamos tener el salón o la cocina desordenados, ni mucho menos. El orden es importante.

También es fundamental darnos cuenta de que no necesitamos conservar tantas cosas. Muchos de los objetos con los que convivimos nos resultan innecesarios.

6. Dejarás que la luz natural lo inunde todo

Fuente: nanimarquina

Luz natural a raudales, tanta como sea posible. Déjala entrar en tu casa y circular libremente por todas partes, aunque tengas que sacrificar tu intimidad.

Descorre las cortinas, levanta las persianas y no enciendas las luces artificiales hasta que haya caído el sol. Abrir las ventanas es una forma de conectarte con el mundo exterior.

7. Harás un sitio en tu casa para la naturaleza

Fuente: Decor8

En forma de plantas de interior, de macetas, jarrones, hojas para decorar, frutos secos, ramas de otoño, piedras, conchas de la playa… No importa cómo. Lo importante es que los elementos de la naturaleza estén presentes en tus espacios interiores.

8. Ventilarás y amarás el aire fresco

Fuente: Decor8

Ventilar a diario y dejar que el aire de tu casa se renueve cada mañana es la mejor manera de refrescar los ambientes, de liberarlos de tensiones negativas. Ahora que el frío comienza a hacer su aparición, lo mejor es ventilar varias veces al día, aunque durante poco tiempo.

También te puede interesar:  La inspiración étnica de Banak Importa

También puedes aromatizar ligeramente los espacios, siempre que sea de una forma natural y sin excesos.

9. Buscarás el equilibrio entre lo útil y lo bonito

Fuente: Humdakin

Es lícito, también en un ambiente wabi sabi, apostar por cosas que nos gustan, que son agradables a nuestros ojos. Esto puede incluir muebles, complementos y otros objetos de uso cotidiano.

Y no solo eso. También otro tipo de productos pueden resultarnos estéticamente agradables. Como los cosméticos y productos de higiene y belleza. Elegir cosas naturales y bellas es totalmente recomendable.

10. Entrenarás la mirada profesional

Fuente: Desenio

Decorar es ir componiendo espacios. Completar ambientes teniendo en cuenta diversos factores (lo práctico, lo decorativo, lo cómodo…). Ir rellenando espacios y rincones con cosas que resulten armónicas.

Y, una vez que has terminado, debes mirar el espacio global con los ojos de un interiorista. De una persona acostumbrada a ver el espacio más allá del objeto. Si bien el estilo wabi sabi es minimalista y humilde, sus interiores naturales y sencillos están muy pensados.

Después de conocer estos 10 mandamientos del estilo wabi sabi, ya tienes todas las claves para saber si quieres adoptarlo en tu casa o no. ¿Te animas?