Cuando se acercan los últimos meses del año, es cuando comenzamos celebraciones entrañables como  la navidad, y la tradición se hace presente en la decoración de navidad, como es el caso de las velas de adviento. El adviento,  el primer período del año litúrgico cristiano, que consiste en un tiempo de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo, o sea una temporada previa a las fiestas navideñas como hemos dicho.

La duración de la celebración del adviento  suele ser de 22 a 28 días, los cuatro domingos más próximos a la festividad de la Natividad y en el caso de la Iglesia ortodoxa, el Adviento se extiende por 40 días, desde el 28 de noviembre hasta el 6 de enero. Es un tiempo de reflexión y oración en la iglesia ortodoxa, el mismo está ligado al ayuno de la Natividad.

velas de adviento

Todas  las Iglesias cristianas históricas celebran el tiempo del adviento, y colocan tanto en iglesias como en hogares, ramas de pino, la corona del adviento y cuatro velas de adviento, una por cada domingo del tiempo del adviento. Cada una de esas velas recibe una virtud que hay que mejorar en la semana que corresponde a cada una, : la primera, el amor; la segunda, la paz; la tercera, la tolerancia y la cuarta, la fe.

Los domingos de Adviento la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de Adviento, para rezar o reflexionar sobre la época. Si eres de las que disfrutan de la fé y la tradición, es hora de pensar en tus velas de adviento y ésta hermosa tradición bien merece una manualidad navideña con velas de adviento, como la que te mostramos en esta imagen.

También te puede interesar:  Regresa el estilo retro

Con una base metálica o de cerámica, un poco de musgo, una vela blanca, un lazo y unos sonajeros, tienes un resultado atractivo y adecuado para decorar la mesa y tener tus velas del adviento.

Imagen: Pinterest

Compartir