Las fiestas navideñas siguen su curso y ya va faltando menos para que terminen y regrese a nuestras vidas la rutina. Sin embargo, todavía falta uno de los acontecimientos más importantes: la noche más mágica del año, la noche de los Reyes Magos. Y mientras llega el momento, nada mejor que celebrar una merienda de Navidad para ayudar a los niños a entretener la espera.

merienda de NavidadNo necesitas demasiadas cosas, mucho menos de lo que crees, para celebrar una merienda de Navidad que emocione a los peques de la casa. Un poco de preparación, algunos materiales sencillos y unas recetas de ricos manjares navideños. Eso es todo lo que te hace falta para triunfar. ¿Te animas?

Una merienda de Navidad muy original

¿Ya no sabes qué hacer para entretener a los niños durante las vacaciones? Si se te han acabado las ideas para hacer manualidades y los lugares interesantes para visitar en tu ciudad, es el momento de organizar una merienda de Navidad divertida. Una idea genial para pasar la tarde en casa, solos o con los amigos.

Como verás a continuación, no hará falta que compres muchas cosas. Tan solo piensa en algunas recetas que les gusten a los niños, como unas bonitas galletas de Navidad, y deja que te ayuden en la preparación de la fiesta.

No solo has de dejarles que enreden junto a ti en la cocina, sino que también pueden ayudarte a realizar los complementos y accesorios para decorar el espacio donde se va a celebrar la merienda de Navidad. Así les mantienes entretenidos y se divertirán un montón con los preparativos.

¿Y si usamos colores diferentes?

Las imágenes hablan por sí mismas. Esta será una merienda de Navidad muy divertida. Y aunque los motivos navideños no faltan, lo cierto es que se han elegido colores un tanto diferentes para montar la decoración.

También te puede interesar:  Hermosa guirnalda hecha de vasos

Es el caso del menta y del rosa claro, dos colores pastel que no están en el imaginario navideño tradicional. Sin embargo, le dan un toque muy especial a la fiesta. Seguro que a los niños les encantará.

Una guirnalda de bolas navideñas DIY

Me encantan las guirnaldas y no solo en Navidad. Son un elemento genial para decorar cualquier fiesta o evento, ya sea un cumpleaños infantil o una fiesta para adultos. Se pueden utilizar en Halloween y, por supuesto, en Navidad.

La guirnalda que se ha empleado en esta ocasión es muy original. Una ristra de bolas navideñas en rosa y verde menta fabricadas con globos y cartulina plateada.

La idea no puede ser más fácil de hacer. Tan solo tendrás que inflar los globos al tamaño deseado procurando que mantengan una forma redonda, y anudarlos. Después se recorta un rectángulo de cartulina plateada y se recorta con pequeñas ondas en uno de los lados. Se dobla haciendo un cilindro y se pega al globo con una pistola de silicona caliente. ¡Ya lo tienes!

¿Qué hay de merendar?

Es uno de los pilares centrales de la fiesta: los ricos y navideños manjares que se van a degustar. Habrá galletas con forma de estrella, de bastón o de hombrecito de jengibre. Y también con forma de reno. No te agobies si no te salen perfectas. Mejor deja que los niños te ayuden a prepararlas y diviértete con ellos.

Si lo tuyo no es la cocina, no te preocupes. Seguro que encuentras en la red un sinfín de recetas de galletas fáciles de hacer. Eso sí, necesitarás unos moldes navideños para prepararlas. Y si lo prefieres, siempre puedes comprar las galletas ya cocinadas, aunque te diré que no es ni la mitad de divertido y especial.

También te puede interesar:  Viste tus servilletas de gala en Navidad

También puedes cocinar un pastel de reno que hará las delicias de los más pequeños. Para que te quede genial, no tienes más que hacer un bizcocho de los que tan ricos te salen, recubrirlo con crema de chocolate y decorarlo con sus cuernos, sus ojitos y su nariz roja.

Cuidar los detalles

Además de las galletas y el pastel de reno, no pueden faltar en una merienda de Navidad las chuches, las bebidas y otras exquisiteces que les encantan a los niños. Mejor no pienses en la cantidad de azúcar que van a tomar (seguro que más de la recomendada para toda una semana). ¡Piensa que un día es un día!

Pastelitos y cupcakes, gominolas de colores, bastones de caramelo, chocolate en todas sus formas y variedades, etc. Y cada cosa, en su correspondiente recipiente. Cuencos con forma de estrellas, tazas decoradas con renos y figuras de Papá Noel. Manteles y servilletas de papel con motivos navideños infantiles. Deja volar tu imaginación y procura que todo guarde armonía.

Ya sabes que el secreto de una fiesta está, en gran parte, en el cuidado de los detalles. Espero que alguna de estas ideas te ayude a celebrar una merienda de Navidad inolvidable.

Fotos: 100 Layer Cake-Let.

Compartir