A veces afrontar una obra completa en casa no es un plan viable por el tiempo que conlleva y el desembolso a realizar. Pero está pidiendo a gritos una serie de mejoras de todo tipo. Emprender mini reformas es la solución. Una acertada alternativa para reducir las molestias que acarrean estos trabajos, controlar más el presupuesto y ver resultados en pocos días. Como las de este post.

mini reformas
Fuente: Decobraz

En una vivienda siempre hay cosas que mejorar y renovar. La pintura de las paredes, los sanitarios del baño, la encimera de la cocina o el suelo del salón que tanto sufre a diario. Por eso las mini reformas son una fórmula excelente para concentrase en aquellas habitaciones o zonas que más lo necesiten. Así podremos renovar los espacios domésticos de forma gradual y con presupuestos más ajustados.

Mini reformas: todo bajo control

Fuente: Mueble Bazar

Sí a las mini reformas para llevar a cabo todos esos cambios decorativos que teníamos en nuestra lista de asuntos pendientes. Ahora bien, aunque son trabajos bastante más sencillos que una reforma completa y suelen terminarse en un día también requieren una planificación adecuada. Lo más cómodo es evitar hacer varias mini reformas a la vez. Sobre todo si estamos viviendo en casa mientras se realizan las tareas, que suele ser lo habitual. Aunque una sea en el baño y la otra en el dormitorio principal. Da igual. De lo contrario corremos el riesgo de no controlar o supervisar las tareas debidamente.

Fuente: Villeroy & Boch

Además, es muy importante tener contemplado el factor sorpresa. Una vez iniciadas esas mini reformas podemos descubrir que la solución pensada no nos convence. O que de repente se nos ha disparado el presupuesto sin saber muy bien en qué. Esos imprevistos pueden dar al traste con el resultado final si no reaccionamos a tiempo. De ahí lo práctico que es buscar alternativas para que sean un éxito. Quizá buscar otros materiales para moderar el coste final, o prescindir de algunos elementos para rebajarlo.

También te puede interesar:  Carl hansen & son amplía su colección de kaare klint con un sofá clásico

Paredes nuevas con un sencillo cambio de pintura

Fuente: Setting for Four

Una de las grandes ventajas de las mini reformas es que son rapidísimas: la mayoría pueden quedar perfectamente acabadas en un día. Y ésta es la mejor de las noticias cuando nos ponemos a realizar cambios en las habitaciones. Estamos deseando ver cómo han quedado y empezar a presumir de ellos ya  mismo. Renovar la pintura de las paredes de toda la casa puede ser una de estas mini reformas. Evidentemente, las dimensiones de cada vivienda marcarán el tiempo de duración estimado.

En general en una casa de tamaño medio, de entre 70 y 80 metros cuadrados, un día basta para renovar sus tabiques con dos manos de pintura. Siempre que no haya sido preciso prepararlos porque estaban en mal estado o tenían marcas antiguas. Las reparaciones atrasan. Otro dato a valorar es que este tipo de mini reformas salen más rentables si se conciben para pintar todas las paredes y no solo algunas. La novedad decorativa la pondremos nosotros. Si queremos estar a la última en tendencias, es una oportunidad de oro para introducir el nuevo color para el 2019 según Pantone: New Native. Adelante con él.

Estrenar suelo sobre el antiguo

Fuente: Leroy Merlin

Estas mini reformas también encajan muy bien cuando necesitamos cambiar con cierta urgencia el suelo del salón. O bien pavimentos con mucho trote, y el de las habitaciones infantiles es uno de elloa. Aunque lo ideal es que la vivienda no esté habitada para agilizar la instalación. Los laminados y los vinílicos con sistema en clic son los más rápidos de colocar sobre un suelo antiguo. El motivo es que no precisan un material de agarre. Sin embargo, su instalación implicará realizar otras tareas que es importante saber de antemano. Nos evitaremos sorpresas de última hora.

También te puede interesar:  Atrévete a dar a las habitaciones un look cien por cien creativo

Por un lado, será necesario rebajar las puertas de la estancia debido al grosor de estos materiales una vez colocados. Sin olvidar que la base aislante también ocupa. Y por otro lado tener la precaución de aplicar al parqué viejo una base que permite respirar a las tablillas. Es posible que el precio de estas mini reformas para sustituir el suelo se dispare si no controlamos bien ciertos aspectos técnicos del material nuevo. Como escoger un modelo con el nivel de resistencia que se adecúe a nuestro día a día: los moderados son más económicos que los de alto desgaste.

Por fin sanitarios sustituidos

Fuente: Zaask

En el baño las mini reformas pueden lograr cambios magistrales. Una vez finalizados parecerá que hemos realizado proyectos de renovación más ambiciosos de lo que realmente son. Tal vez nuestra prioridad sea sustituir los sanitarios en busca de líneas novedosas y tecnología punta que nos permitirá ahorrar y practicar un consumo más responsable. Si la red de fontanería no presenta problemas, en un solo día será posible sustituir el inodoro, el lavabo y el bidé.

Solo faltan algunos detalles clave para que el resultado final sea un éxito. Entre ellos escoger diseños que se adapten como un guante a los huecos de los sanitarios anteriores, y por supuesto a las entradas y salidas de agua. Los de pie son un valor seguro para abaratar el precio final de estas mini reformas.

Una encimera igualita a la de las revistas

Fuente: magnettrade

Renovar la encimera de la cocina es un cambio que a todos nos apetece. Especialmente cuando vemos los nuevos materiales y paletas cromáticas que lanzan las firmas especializadas. Gracias a estas mini reformas en un día es posible estrenar una encimera nueva totalmente montada. En función del material escogido, el trabajo durará unas horas o una jornada más larga. Las propuestas sintéticas y de piedra natural, como el granito, requieren poco tiempo para ser colocadas, pues vienen ya cortadas y listas para poner.

También te puede interesar:  Un sujeta servilletas divertido

En cambio, las encimeras laminadas suelen cortarse en la propia cocina para adaptarla al fregadero y a la placa, y eso supone más tiempo invertido. Si buscamos ideas para reducir el precio final de estos trabajos, cualquier opción laminada nos permitirá lograrlo. Qué bien puede queda cualquier casa tras unas cuantas mini reformas así.

¿Piensas lo mismo?