Cuando hablo de muebles colgantes no me refiero a un armario o a tu mesa del comedor…¡para nada! Me refiero a algo mucho más prácticos, cómodo y sofisticado…me refiero a sofás, camas y sillas colgantes. Estos asientos estarán suspendidos gracias a que van sujetos a cuerdas o cadenas fijados en el techo por un armazón de madera o metal.

¿Qué te parece la idea? Desde niña siempre me han fascinado los columpios y es que esta idea de tener los asientos del hogar me ha encantado sobremanera, tanto que ya estoy pensando un lugar para cuando pueda instalarlos en mi casa. ¿A ti qué te parece la idea de tener estos columpios dentro de tu casa?

Es posible que estés acostumbrado a ver este tipo de muebles colgados en zonas exteriores del hogar como terrazas o jardines, pero ¿por qué no disfrutar de ellos también en el interior de tu hogar? ¿No es una idea genial poder dormir la siesta, leer un libro o simplemente ver la televisión con un agradable balanceo?

sillacolgante

A todas las personas nos gusta este ligero balancero porque lo tenemos interiorizados en nosotros y nos causa placer y bienestar porque en lo más profundo de nuestro ser nos transporta a cuando nuestra madre nos llevaba en su interior y al moverse hacia un lado y hacia otro sentíamos ese dulce movimiento. Este es el motivo principal por los que las sillas huevo colgantes, los sofás y las camas colgantes son estupendas para la relajación y para encontrar el equilibrio entre nuestra mente y nuestro cuerpo. ¡Todo un placer tener columpios dentro de casa!

¿Dónde lo colocarías estos muebles colgantes? ¿En el salón? ¿En tu dormitorio? ¿También te gustaría añadir este tipo de decoración tan agradable y práctico en la habitación de los niños? ¡Es una idea maravillosa!

¿Qué te parecen? Sillas, sofás o camas…¿qué prefieres? Sinceramente dan ganas de hacerse con uno de ellos, ¿verdad?

Fotografía: interioresayd.blogspot.com.es