Aunque por lo general el marrón es un color que puede parecer serio y excesivamente formal, combinar diferentes tonos de marrón puede ser una opción perfecta para la decoración de una estancia con mucho estilo. La verdad es que hay muchas ideas realmente originales que pueden funcionar muy bien a la hora de decorar con personalidad y con un toque diferente, y esta puede ser una de ellas.

Se trata de una interesante propuesta para decorar una estancia en tonos marrones y rosa palo, dándole un toque muy glamouroso y con su punto sofisticado. La idea es crear una estancia con personalidad, apostando por el marrón, un color que no siempre se explota todo lo que da de sí.

En este caso, se ha optado por pintar en marrón oscuro una de las paredes de la habitación, dejando para el techo el blanco, combinado con un estampado geométrico en un beige rosáceo, un tanto satinado, que le pone al conjunto un toque muy sofisticado, que se completa con la elección de la lámpara, de cristales, que queda realmente bien.

Por otro lado, los dos sillones de aire clásico en marrón oscuro son un punto muy chic, y destacan mucho sobre la alfombra en color beige, con pelo, que también destaca al contrastar con el color oscuro de la pared. La elección del textil de cama es también muy acertada, en un tono entre marrón y beige, que encaja a la perfección.

Además, una de las claves es el cuadro de la pared, que da el punto de luz, al ser más claro, y tener un detalle en rosa, que es un color que encaja a la perfección con el marrón y que le da al conjunto un toque muy original.

También te puede interesar:  Contraste en la cocina

Sin duda, se trata de una idea con estilo, perfecta para darle un toque de glamour a un dormitorio.

Foto de Apartment Therapy