Descubre cómo puedes enriquecer tu galería de cuadros en casa para reflejar tu propio estilo en cualquier pared. Aquí tienes algunas ideas prácticas y eficaces que te ayudarán.

galería de cuadros en casa
Fuente: Journal by Fab

Me encantan la idea de tener una galería de cuadros en casa. Me parece una de las maneras más especiales, originales y personales de decorar una pared. Y aunque yo elegí una pared del salón para crear la mía, lo cierto es que pueden montarse en cualquier habitación de la casa, desde el baño a la cocina, pasando por los dormitorios o el recibidor. Siempre tienen sentido.

Por eso, y aunque ya te explicaba en otra ocasión las claves para crear tu propia galería, hoy quiero dar un paso más allá y contarte algunas ideas con las que puedes enriquecerla y personalizarla. Hacerla aún más especial, diferente a cualquier galería de cuadros que puedas ver por ahí.

Fuente: Journal by Fab

Y es que si hay una cosa que me encanta de esta idea de coger una selección de tus cuadros, fotos, dibujos y objetos favoritos, es que es personal y única. Si pones empeño en configurarla, llevará tu sello personal. Y ya tienes mucho conseguido. Será un espacio totalmente tuyo.

Cómo enriquecer tu galería de cuadros en casa

Fuente: Design Sponge

La clave está en añadir elementos diferentes a la galería. De hecho, el único límite es el propio espacio físico, que es el que es. Por lo demás, y mientras te quepa, puedes seguir añadiendo marcos, cuadros, fotos y todo lo que tú quieras poner.

Así que no te pongas más cortapisas que las físicas, y cuelga en tu pared todo lo que te apetezca.

También te puede interesar:  Decoración de paredes con encanto: sensaciones, tonos y accesorios

La frescura de los elementos vegetales

Fuente: The Glue String

Si te gustan las plantas y las flores, quizás te encantaría añadir a tu galería de cuadros en casa un elemento vegetal. Puedes hacerlo en forma de pequeño jarrón, o de maceta colgante. Hay incluso recipientes de pared para cultivar plantas que no sean demasiado grandes.

También puedes poner el toque vegetal en forma de hojas enmarcadas, láminas de estilo botánico, etc.

Suma dimensión y volumen

Fuente: The Glue String

¿Cómo? Colgando objetos decorativos que te emocionen o que te definan. No se trata de poner solamente cosas planas y enmarcadas. También puedes colgar algunos complementos decorativos que te gusten especialmente. Pueden ser recuerdos de tus viajes, o regalos.

Eso sí, a la hora de ponerlos elige bien su ubicación para que no rompan la armonía del conjunto. Recuerda que el equilibrio de formas es importante a la hora de crear tu propia galería de cuadros en casa.

El brillo y la luz de los espejos

Fuente: The Glue String

Un bonito espejo de marco barroco y dorado puede ser el objeto perfecto para completar tu galería de cuadros. Un espejo pone un toque de luz que siempre viene bien. Multiplica la luminosidad de cualquier ambiente, y aporta glamour, en especial si es decorativo.

Elige un modelo clásico, si eso te define. O puedes optar por un espejo más moderno si crees que se adecúa más a tu estilo. Sea como sea, lo mejor es que no sea demasiado grande, ya que será más fácil de combinar.

Que no te falten las instantáneas

Fuente: The Glue String

Si eres de los que le gustan las Polaroids de siempre, nada como ponerlas en tu galería de cuadros en casa. Estas fotos instanténeas tienen mucho encanto y te ayudarán a hacer mucho más personal tu escaparate de imágenes y cosas favoritas.

También te puede interesar:  Neo Deko: stickers, adhesivos y mucho más para tu hogar

Para exponerlas, puedes colgarlas de un marco en el que hayas puestos unos cordeles finos. O enmarcar varios en un mismo cuadro.

Añade una pequeña repisa

Fuente: The Glue String

Esta es la clave para enriquecer tu galería de cuadros al máximo. En realidad, colocar una repisa es una idea especialmente original. Así podrás colocar en ella los objetos que quieres sumar a tu colección y que no se pueden colgar de la pared.

Sin embargo, es cierto que con este elemento añadido, la galería de cuadros pierde un poco su esencia primera. Ya no es simplemente una exposición de obra gráfica sobre tu pared. Se convierte en un compendio de objetos que dicen algo sobre ti, lo cual no me parece mala idea en absoluto. Ya te dije al principio que íbamos a dar un paso al frente en lo que as galerías de cuadros se refería.

Esta idea de poner en la pared una estantería pequeña y sencilla abre ante ti todo un mundo de posibilidades. Ahora puedes colocar en ella aquellas cosas que más te gustan, tus tesoros y las piezas heredadas de tu abuela que nunca sabes dónde colocar.

Pon tu propia obra de arte

Fuente: Carley Page Summers

¿Tienes intereses artísticos? ¿Te gusta pintar, dibujar, crear…? No te resistas y coloca tu propia obra de arte. Es tu pared y puedes hacerlo. Ya sea una foto, un cuadro o cualquier otro tipo de trabajo artístico hecho por ti. Siempre será la forma más íntima de personalizar cualquier rincón de tu casa.

Valora estos consejos y elige los que te parezcan apropiados para ti. Y decídete a crear tu galería de cuadros más especial. ¡Te encantará!

Compartir